Cocina

Cómo dar sabor a las comidas sin sal

La sal es un condimento muy popular en la comida diaria. Sin embargo, su uso excesivo, tanto en la industria alimenticia como en el hogar, puede causar enfermedades muy delicadas como la hipertensión, problemas renales u osteoporosis, entre otras.

Cómo dar sabor a las comidas sin sal

Por esta razón, la OMS aconseja consumir un máximo de 2 g de sal por día, equivalentes a un poco menos de ½ cucharadita cantidad que la mayoría de la población excede por mucho.

Cocinar sin sal quizá nos parezca una labor muy difícil de lograr, pero no es así. Al contrario, se trata más bien de reeducar el paladar, el cual está acostumbrado al exceso de sodio en las comidas, en gran parte, debido a su fuerte presencia en la industria alimenticia.

En realidad, muchos alimentos contienen sales naturales propias. Por ejemplo, las verduras y, especialmente, las proteínas animales. En este sentido, destacar los sabores auténticos de los alimentos es una misión fundamental en la recuperación de una alimentación más sana.

A continuación, algunos trucos para dar sabor a las comidas sin sal:

  • Usa aceites aromáticos. Sirven para dar sabor a ensaladas, pescados y verduras al vapor. Te sorprenderá la gran variedad de sabores que existen, por ejemplo: aceite de guindilla, orégano, azafrán, tomillo, romero y albahaca. Sin embargo, aunque resultan saludables, no los consumas de forma excesiva.
  • Prepara salsas a base de verduras. Si preparas tus propias salsas en casa puedes obviar la sal, ya que estos alimentos contienen sales naturales. Aunque si quieres potenciar el sabor, bastará con condimentarlas con especias y hierbas aromáticas.
  • Usa queso rallado bajo en sal y grasa. Según algunos expertos culinarios, el queso nos proporciona un quinto sabor. Por ejemplo, si preparas una pasta con salsa de verduras, para darle más gracia le puedes poner queso.
  • Agregar semillas a las ensaladas. Algunas de ellas son: semillas de lino, girasol, chía, sésamo, amapola, calabaza, etc.
  • Usar métodos de alta cocción para las carnes: sellado en sartén o plancha, cocción en barbacoa y cocción en horno. Todas sirven paracualquier tipo de carne, sean rojas o blancas. Su misión es intensificar o concentrar el sabor del alimento, así puedes especiar y sazonar sin necesidad de agregar sal.
  • Cocina los vegetales al grill o a la parrilla. Adquieren un sabor dulce y ahumado muy sabroso. Si te gusta esta idea, antes de hornear los vegetales rocíalos con un poco de aceite, solo lo necesario para evitar que se sequen. También espolvoréalos con alimentos aromáticos (ajo, orégano, tomillo, etc.).
  • Saltea los vegetales. Solo agrega en una sartén un chorrito de aceite de oliva para freír y, después, incorpora los vegetales picados bien delgados. Adicionalmente, puedes dorar unas cebollas o ajos antes de añadirlos. Al finalizar, condimentas todo al gusto, pero sin sal. Recuerda que puedes cocinar sin sal estos alimentos utilizando especias aromáticas que ya hemos mencionado.
  • Condimenta las carnes y verduras con especias o aliños. Siagregas a las comidas estos realzadores o potenciadores naturales de sabores, no solo consigues un sabor más auténtico, sino un plato más saludable.
  • Usa ingredientes ácidos. Ayudan a potenciar y equilibrar el sabor de los alimentos sin sal.Por esta razón, si agregas a tus comidas unas gotitas de limón, vinagre o ralladura de alguna fruta cítrica, les darás un toque muy sabroso.
  • Marina las carnes. Se emplea principalmente para mejorar la textura de la carne (queda más tierna y jugosa), aunque también sirve para potenciar su sabor sin usar sal. La fórmula estándar de la marinada consiste en tres partes de aceite por una de ácido, más los condimentos (según el tipo de carne).
  • Cocina las carnes y pescados con vino.Los vinos sirven para condimentar este tipo de alimento, así como para macerarlos.Si quieres condimentar carnes rojas, usa un chorro de vino tinto, en cambio, si se trata de pescado, usa 1un chorro de vino blanco. Puedes dejar la carne/pescado marinando o emplear el vino durante la cocción.
  • Usa vinagretas. Sirven para darle gusto a las ensaladas sin sal, pero según el tipo de ensalada debes elegir una vinagreta u otra. Por ejemplo, a las ensaladas con pescado o marisco le queda mejor una vinagreta a base de un vinagre seco como el jerez, mezclado con trocitos de frutas, de este modo se consigue un contrapunto entre lo seco y lo dulce.
  •  Carameliza la cebolla. Las cebollas se caramelizan con sus propios azúcares naturales y sirven para darle sabor a gran cantidad de alimentos, por ejemplo: ensaladas, carnes, salsas, purés, guisos, etc. Su gusto es muy apreciado, especialmente, en la comida tipo gourmet (hamburguesas, carnes, queques, etc.).
  • Combina ingredientes. Si pones a hervir verduras sin sal y te parecen insípidas, dales un giro magistral combinándolas con otros ingredientes: huevos, maricos, legumbres, etc. ¡Ya verás cómo ganan sabor!
  • Si hierves algún alimento, agrega condimentos o aderezos al agua. Elígelos acorde con el tipo de alimento. Además, si te apetece, puedes añadir adicionalmente un chorrito de aceite, ya sea de oliva, canola o soja.

Con todos estos trucos para dar sabor a las comidas sin sal podrás notar que cualquier receta puede adaptarse para eliminar este ingrediente, sustituyéndolo en su mayoría por especias, aceite, cebolla, ajo o zumo de limón. 

Comentarios