Cocina

Cómo marinar la carne para asar

Esta técnica culinaria proporciona a la carne un aspecto apetitoso, mucha suavidad, jugosidad y un sabor delicioso. Por esta razón, este método es muy utilizado en el mundo culinario, con el fin de darle personalidad a cualquier plato.

Cómo marinar la carne para asar
Foto: Torre de Nuñez.com

El marinado es un método culinario en el cual se pone en remojo un alimento impregnado en una mezcla aromática por determinado tiempo, que puede ir desde unas horas hasta semanas, con la finalidad de lograr una textura más suave, un sabor más acentuado y un aroma envolvente. Esta técnica culinaria crea nuevas capas de profundidad en el sabor de la carne, potenciando la experiencia de la degustación.

Técnica del marinado para la carne

La carne de ternera favorece más de marinadas cortas, preferiblemente entre 2 a 4 horas, incluso un día como máximo.

Si le aplicas una marinada larga, que dure más de un día, la carne puede adquirir una textura pegajosa y un sabor que recuerda a la carne enlatada.

En el caso de que quieras marinarla, el corte más recomendable es el de la falda, ya que puede marinarse entre 2 a 4 horas.

A continuación, algunas ideas para que aprendas cómo marinar la carne para asar el domingo y disfrutarla en familia.

Marinado para ternera y otras carnes rojas

En cualquier parrilla, ¡este adobo para ternera no falla! Para prepararlo solo necesitas los siguientes ingredientes

  • ½ de pimiento rojo
  • ½ cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cdas de orégano.
  • 3 cdas de aceite por cada 2 cdas de la mezcla de los ingredientes anteriores
  • 1 cda de vinagre siguiendo la misma proporción
  • 1½ cda de agua de la misma forma
  • Sal al gusto

Para preparar este marinado para ternera, sigue los pasos y deja reposar por al menos 1 hora.

  1. Corta en cuadritos el pimiento y la cebolla, luego colócalos en un bol.
  2. Luego, machaca los ajos con un mortero y ponerlos en el bol.
  3. Agregar el resto de los ingredientes y la sal al final, para corregirla si es necesario.
  4. Poner la carne en el bol, imprégnala muy bien en la salsa y resérvala en la nevera.
  5. Pasado el tiempo escurre la carne y la cocinas.
  6. Una recomendación: si deseas que la carne sea mucho más jugosa y atractiva a la vista (con mejor color), aplica la salsa restante durante la cocción, como si pintaras las piezas de carne.

¡Listo! ¡A disfrutar!

Comentarios