Cocina

Croquetas de papa: crocantes por fuera y suaves por dentro

cargando anuncio

Un plato delicioso que puede sumar numerosos ingredientes. Ideal para acompañar tus comidas o sumar a una picada con amigos.

Compartir
Compartir articulo
Croquetas de papa: crocantes por fuera y suaves por dentro

Las croquetas de papa son un plato delicioso y que todos aman. Pero además, es tan sencillo que podrás resolverlo en poco tiempo y contar con una opción ideal para acompañar tus comidas o sumar a una buena picada con amigos.

Lo importante a la hora de elaborar croquetas es lograr una textura cremosa y homogénea. Para eso, el puré debe estar frío y bien seco.

Además hay que tener en cuenta que es un plato al que se le pueden sumar numerosos ingredientes, así como también rellenarlas con queso o jamón.

A continuación, la receta de un clásico que todos aman.

Croquetas de papa:

Ingredientes

4 papas

100 g de manteca

2 huevos

3 yemas

Sal, pimienta y nuez moscada

1 cucharada de perejil picado

1 diente de ajo

1 taza de pan rallado

Cantidad necesaria de aceite para la cocción

Procedimiento paso a paso

Primero debemos pelar las papas y cocinarlas enteras a fuego alto durante 30 minutos o hasta que estén cocidas. Luego, hacemos un puré y lo llevamos al fuego mientras revolvemos sin parar para que la preparación quede lo más seca posible.

A continuación, agregamos la manteca bien fría y cortada en pedacitos. Mezclamos hasta que se incorpore por completo. Luego, sobre el fuego suave, agregamos un huevo y las yemas. Además, salpimentamos a gusto y condimentamos con nuez moscada.

El siguiente paso consiste en dejar enfriar la preparación. Para eso la llevamos a la heladera. Una vez que notemos que está fría, hacemos esferas de puré, del tamaño de una pelotita de ping pong, con las manos enmantecadas.

Este es el momento de agregarle un corazón de queso en caso de que así lo deseemos.

Luego pasamos las bolitas de puré por huevo batido con el perejil, el ajo, sal y pimienta. Por último, rebozamos las croquetas con el pan rallado y las freímos en abundante aceite caliente hasta que se doren parejo.

Retiramos del fuego y las colocamos sobre un papel absorbente para que adhiera el exceso de fritura. ¡Y listas para disfrutar!

Comentarios