Cocina

Cuáles son los 5 errores más comunes que cometés al guardar el queso

cargando anuncio

Artesano o industrial, fresco o seco, duro o blando, el queso es uno de los alimentos que más consumimos y que peor conservamos.

Cuáles son los 5 errores más comunes que cometés al guardar el queso

Considerando que es uno de los alimentos más consumidos en los hogares, tenemos que saber cómo almacenarlo correctamente para que dure fresco por más tiempo. Según los expertos en este alimento, el queso es un producto vivo, por lo que es fundamental que respire para mantenerse en buenas condiciones.

Es muy importante aprender a conservar el queso para que así mantenga su sabor y aromas propios. La mayoría de las veces al comprar un queso, tomamos decisiones equivocadas sobre como guardarlo o consumirlo, haciendo que se estropee. Es por ello que debemos conocer esos errores con el queso para que guarde intactas sus cualidades.

Sabemos que conservar el queso no es una tarea fácil, pero conociendo los fallos que cometemos podemos evitarlo, mejorando así esa experiencia de sabor que nos vuelve locos.

Aquí te compartimos algunos tips que nos vas a agradecer: 


1. Olvídate del plástico

Si necesita respirar, envolverlo en plástico sería el error más grande de todos, porque básicamente lo estamos ahogando. La mejor opción sería utilizar papel de horno (no metalizado) o papel manteca y luego meterlo al refrigerador. Ojo, que debe tener algún tipo de microperforación para que puede transpirar. 

2. Envasado al vacío, ¡peor!

Si ya con el plástico no puede realizar su proceso natural de transpiración, guardarlo envasado al vacío menos. Sí, puedes comprarlo de esta maneras, pero al llegar a tu casa debes cambiarlo a otro papel y refrigerarlo. 

3. Papel de aluminio, ¡ni lo pienses!

Otro tipo de papel más que le impide al queso respirar. 

4. Un contenedor hermético, ¡nunca!

No es la mejor solución para conservarlo, a menos que lo envuelvas en papel de horno y luego lo metas al recipiente para evitar olores (puede ser plástico o de vidrio). 

5. En la heladera

Podrías creer que dejarlo afuera es la mejor opción pero, según los expertos, los quesos deben ir dentro del refrigerador y ser retirados de ahí mismo 30 minutos antes de comerlo para que esté a una temperatura ambiente. 

Comentarios