Cocina

Tortilla de papas: claves para que este clásico te salga perfecto

cargando anuncio

Pautas básicas a tener en cuenta a la hora de cocinar una tortilla de papas al estilo español, un clásico que le gusta a todo el mundo.

Tortilla de papas: claves para que este clásico te salga perfecto

La tortilla de papas es uno de los platos clásicos de la gastronomía española y también de la cocina argentina. La tortilla de papas, así como todos sus ingredientes, es muy versátil y permite su combinación con cualquier otro plato. Pero además, es tan sabrosa que puede constituirse como plato principal, sobre todo para aquellos que disfrutan mucho de esta comida.

Ingredientes:

Los ingredientes para preparar una tortilla de papas son pocos y sencillos de conseguir. De hecho, los elementos que se necesitan para hacer una tortilla de papas están presentes en la mayoría de las alacenas de los hogares argentinos y, en caso de que no lo estuvieran, se consiguen de manera sencilla en cualquier mercado, almacén o supermercado.

  • 4 Huevos
  • 3 papas medianas
  • 1/2 cebolla
  • Sal
  • Aceite

Pelar y picar

El primer paso para hacer una tortilla de papas es pelar y picar la cebolla en dados medianos. Para una tortilla no es necesario que la cebolla esté picada muy chiquita, dado que se cocinará y mezclará con la papa, que estará cortada en un tamaño mediano. Sin embargo, como sucede en cualquier receta salada, el criterio y el gusto es de cada cocinero y varía de acuerdo al gusto propio y de los comensales.

Las papas

Las papas se pueden cocinar de muchas formas, así como también se pueden cortar de diversas maneras. Una de las alternativas para una tortilla de papas es cortarlas en cubos y freírlas directamente.

Esta forma de cortar las papas también se puede emplear para hervirlas primero, durante algunos minutos para evitar que absorban mucha agua, y luego colocarlas en una sartén con la mezcla de huevos y condimentos. Esta alternativa se suele emplear para evitar la cocción en frito, que es considerada menos saludable, ya que contiene una mayor cantidad de aceite.

Las papas también se pueden cortar en rodajas finas, y de este modo también es posible cocinarlas en agua o fritas.

Cabe mencionar que, en cualquiera de las dos alternativas, las papas también se pueden cocinar al horno. Así, se evita la absorción de agua y se evita el consumo excesivo de aceite que sucede con la fritura.

En cualquier caso, una vez que las papas están listas se deben colocar en la sartén -en caso de haberse cocinado fritas, se debe retirar el aceite sobrante- y se deben cubrir con la mezcla de los huevos y condimentos.

Los huevos

Previamente, los huevos debieron haber sido batidos y condimentados a gusto. Se les suele agregar sal, pimienta y algo de perejil, aunque también se le puede poner ajo, comino, pimentón, unas gotas de aceite de oliva, entre otros condimentos.

El fuego se debe mantener al mínimo, sobre todo si la sartén no es muy gruesa, ya que esto evitará que la base se queme y arruine el sabor de la tortilla de papas. Una vez que comienza a cuajar el huevo, se debe colocar un plato de mayor diámetro que la sartén y se debe dar vuelta la tortilla de papas. Así, se podrá volcar nuevamente en la sartén y se podrá lograr que se cocine de ambos lados y quede perfecta.

Más cruda o más cocida

Cabe mencionar que el punto de cocción de la tortilla de papas también queda a criterio de cada persona. Hay quienes prefieren comerla más “babé”, es decir, con el huevo menos cocido, y hay personas que la prefieren más seca.

Comentarios