Deportes

Barcelona campeón de España, gracias a un triplete de Messi

cargando anuncio

El equipo Culé se impuso por 4 a 2 al Depotivo La Coruña en Riazor, con tres goles de Lionel Messi. Felipe Coutinho había abierto el marcador. Con la derrota, los gallegos perdieron la categoría.

Barcelona campeón de España, gracias a un triplete de Messi

El equipo Culé se impuso por 4 a 2 al Depotivo La Coruña en Riazor, con tres goles de Lionel Messi. Felipe Coutinho había abierto el marcador. Con la derrota, los gallegos perdieron la categoría.LA CORUÑA, ESPAÑA. Barcelona se coronó campeón de la Liga de España 2017-2018 con una noche soñada de su mejor jugador, el rosarino Lionel Messi, que convirtió tres tantos en la goleada 4-2 este domingo. Pese a que el Atlético Madrid ganó en esta fecha, el Barça se aseguró el campeonato en un partido de muchos nervios, que Messi definió a partir del minuto 81 del partido.

Desde el comienzo del encuentro, Barcelona marcó una clara superioridad sobre el Deportivo. Con sus armas conocidas, arrinconó a un equipo local al que de poco le sirvió su combatividad. Y a los 7 minutos, esa superioridad quedó reflejada con un golazo espectacular.

Semedo escaló por el lateral derecho y, aunque en primera instancia no llegó a rematar porque lo trabó un defensor, pudo tocar hacia atrás para habilitar a Coutinho. Y entonces el brasileño sacó un remate precioso que se coló en el ángulo para poner el primer gol. El Barça, al que le alcanzaba con empatar, ya ganaba.

Aunque Barcelona seguía al mando, pasó un momento de zozobra cuando a los 16 minutos Lucas Pérez mandó la pelota al fondo de la red. Parecía que era el empate, pero después de algunas dudas el árbitro anuló correctamente la acción por una posición adelantada en la jugada previa.

Lionel Messi, mientras tanto, se movía como eje de su equipo y buscaba su chance. Casi se le da a los 29, cuando sacó un tiro libre desde el borde del área que buscaba el ángulo y el arquero Rubén impidió la conquista con un manotazo salvador. Dos minutos después, otra vez encendió la alarma el Deportivo cuando Borja Valle estuvo a punto de mandar a la red un centro desde la derecha.

El local, que se iba al descenso y solo podía salvarse con una improbable victoria, seguía yendo hacia adelante. Y en esa búsqueda dejaba espacios atrás, algo que el Barcelona no suele perdonar.

A los 38, Suárez apareció en un rol inusual. Dentro de un contraataque, recibió la pelota en la derecha del ataque e hizo la pausa necesaria para poner un centro espectacular al segundo palo. Allí apareció, claro, la Pulga, para poner una volea que encontró una débil resistencia del arquero y se transformó en el segundo gol.

Como para que el Barcelona no se relajara del todo, apenas un minuto después La Coruña consiguió descontar con un tanto de Lucas Pérez, que esta vez se sacó las ganas de gritar. Aun con el 2-1, la cuesta para el local parecía demasiado empinada.

Empate de La Coruña y aparición de Messi sobre el final

Aunque el Deportivo salió decidido a buscar el empate en el arranque del complemento, el Barcelona fue el que tuvo dos chances claras y ambas a través de Messi. La primera, a los 5, luego de otra gran asistencia de Suárez, y un minuto después con otra volea que se fue cerca.

Pero el Barça no liquidó la historia y de a poco se fue metiendo atrás. El equipo parecía no tener reacción y la actuación empezó a traer recuerdos de la aciaga noche de Roma, cuando se quedó afuera de la Champions. Y entonces no sorprendió demasiado que Emre Colak marcara la igualdad que ponía en riesgo el título y alimentaba la tibia ilusión de permanencia del local.

A partir de ese gol, los locales consiguieron dos llegadas de sumo peligro: en una de ellas, la pelota pasó por toda el área chica sin que la tomara el arquero culé Stegen, hasta que finalmente, rechazó la zaga. Fueron unos 10 minutos de puro nervios, pero a los 81, Messi sentenció la historia.

Primero, ingresó al área por derecha y con un enganche desairó a la marca y cedió el balón a Suarez, que con un toque delicado, lo dejó sólo frente al arquero. Messi definió con categoría para anotar el 3-2 con una definición exquisita, al palo del arquero. Tres minutos más tarde, La Pulga encabezó un contragolpe y nuevamente quedó mano a mano con el arquero, definiendo soberbio con un disparo rasante desde fuera del área.

Era el 4-2, campeonato para el Barça y descenso para La Coruña. En los minutos finales, ingresó Andrés Iniesta para ser aplaudido por los hinchas visitantes –deja el equipo al final de la temporada-, y ya no hubo tiempo para más.

Con el de hoy, Messi suma 33 campeonatos en su carrera, siendo el futbolista argentino más ganador de la historia. Y sigue en el pelea por el Balón de Oro de esta temporada.

Clarín/GW.

Comentarios