Deportes

El protagonismo de Néstor Pitana

cargando anuncio

La sanción del penal, cuando la final estaba 1 a 1, puso al árbitro misionero en el corazón de todas las polémicas.

El protagonismo de Néstor Pitana

La sanción del penal, cuando la final estaba 1 a 1, puso al árbitro misionero en el corazón de todas las polémicas.Estuvimos en un Mundial donde la FIFA, además de instalar el VAR, se enamoró de él. Hizo de la tecnología su altar para preservar la limpieza del juego.

Cualquier intervención del árbitro en la pantalla al costado del campo generó controversias. La sanción del penal, cuando la final estaba 1 a 1, le puso a Pitana en el corazón de todas las polémicas. La FIFA demostró que el VAR, en promedio, insume 38 segundos del juego detenido. Pitana demoró demasiado en tomar la decisión de ir a la pantalla. Se quedó atento al intercomunicador, con el arquero Danijel Subasic a su lado en el área chica y luego de un lapso prudencial fue a ver las imágenes. Ahí precisó de otro tiempo extra para dibujar el rectángulo en el aire y marcar el penal. Casi dos minutos de tensión y dramatismo. Muy por encima del promedio.

Leé también: Conocé más a Pitana, el misionero de la final 

En una acción de interpretación (¿Pudo Perisic correr su brazo o no quiso hacerlo?) Pitana no pareció convencido de tener que ir a ver la jugada. Quedó atrapado entre su intuición y el soporte de sus colegas de cabina. Siete futbolistas croatas y el arquero Subasic le protestaron la decisión.

La tarde ya se había movido con el reclamo de los Luka Modric tras la falta de Brozovic a Griezmann en el tiro libre que derivó en el primer gol. Cuando los franceses festejaban en el corner, Modric corrió con Pitana desde su área hasta el círculo central y no paró de hablarle. Es imposible saber que fue lo que le dijo y suponerlo siempre es gratis. Pero ahí estaba quien iba a ser elegido como el mejor jugador del torneo, haciendo lo que Pierluigi Collina había dicho que con Pitana no iba a suceder en el Mundial: futbolistas desafiando la autoridad del árbitro.

Sin perder las riendas

A Pitana le tocó manejar una final donde los jugadores hicieron entradas fuertes y exageraron algunas faltas. Ciertos pasajes del partido fueron anárquicos con jugadores caídos y que obligaron a parar el juego más allá de la voluntad del argentino. Pitana no perdió las riendas del juego, pero cuando aparece el VAR y debe “convencer” al árbitro de tomar una decisión, es muy difícil analizar una tarea sin esa interferencia.

Cuando los franceses celebraban el título, Pitana salió del radar junto a Maidana y Belatti. El técnico Zkatko Dalic fue el primero en saludarlo. Sin rencores. Luego pasó Luka Modric y todo fue cordial. El último acto de Néstor Pitana en Rusia 2018 fue el cariñoso saludo de la presidenta croata. El partido caliente y discutido había quedado atrás. La presidenta Kolinda Grabar olvidó lo sucedido. La lluvia llegó para limpiar cualquier imperfección . Pitana, como Horacio Elizondo en 2006, ya tiene la historia que lo acompañará el resto de su vida. (LA NACIÓN, Marcelo Gantman)vb

Comentarios