Deportes

Nadal, tras meterse en la final: “¡Vamos a pegar unos drives!”

cargando anuncio

Rafa Nadal envió un mensaje al móvil de su entrenador para citarle en una pista próxima a dar unos golpes para preparar la final de Mónaco.

Compartir
Compartir articulo
Nadal, tras meterse en la final: “¡Vamos a pegar unos drives!”

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

[/vc_column_text][vc_column_text]Rafa Nadal envió un mensaje al móvil de su entrenador para citarle en una pista próxima a dar unos golpes para preparar la final de Mónaco.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_single_image image=”170329″ img_size=”full” alignment=”center”][vc_column_text]Rafa Nadal no quiso tener ni un segundo para digerir su pase a la final de Montecarlo. Aunque acababa de vencer a Grigor Dimitrov (6-4, 6-1), se había quedado con un extraño sabor de boca por algunos golpes fallados durante el partido. Así que cuando aún estaba tratando de recuperar el resuello, sacó su móvil de la mochila y mandó un WhatsApp a Carlos Moyà, su entrenador, que alucinaba en la grada.

“Vamos a pegar unos drives”, le gritó en catalán el tenista, citando a su técnico en la pista más próxima a la central, donde Zverev y Nishikori se enfrentarían al tiempo que los dos baleares intercambiarían unas bolas. La mejor manera de preparar la duodécima final de su carrera en Mónaco. Nadal no entiende de respiros.[/vc_column_text][vc_column_text]Una vez reposado el triunfo ante Dimitrov, Nadal valoró el mérito de jugar su duodécima final. “Llegar a la final 12 veces aquí es difícil de imaginar. Y más ganar diez. En nuestro deporte, sin embargo, hay muy poco tiempo para pensar en lo que ha sucedido. Hay que avanzar. He ganado hoy y tengo otro partido el domingo. Cuando acabe el torneo y me vaya tendré más tiempo para pensarlo”, aseguró.

El tenista español, que buscará un nuevo título ante el japonés Kei Nishikori, que eliminó a Zverev, destacó la solidez con la que se empleó en la semifinal ante Dimitrov. “He estado sólido. El partido estuvo apretado hasta el empate a cuatro, con muchos juegos equilibrados. Cuando tenía ventaja con 3-1 hice un juego y malo y él volvió al partido. Tuve bastantes oportunidades en el primer set para tener un poco más de ventaja pero no los aproveché”, analizó el mallorquín.

“Cuando juegas contra uno de los mejores jugadores del mundo siempre es difícil. Con 5-4 tuve suerte. Dimitrov cometió dos dobles faltas y falló un golpe de derecha. Me dio la ventaja. En el segundo set tuvo más errores de lo normal. Yo me mantuve fuerte”, agregó el jugador español.

Nadal llega a la final con solo 16 juegos perdidos en cuatro partidos. “He jugado un buen torneo por ahora, es verdad”, apuntó el número uno del mundo, que resta relevancia a la condición de favorito en la final ante Nishikori. “La verdad es que no me importa si soy el favorito o no. Estoy en la cancha y trato de hacerlo lo mejor posible para ganar. Ese es mi objetivo. Jugar bien, ganar mis partidos y ser mejor”, concluyó Nadal.


El Mundo / vm.

[/vc_column_text][vc_facebook type=”button_count”][vc_tweetmeme][/vc_column][/vc_row]

Comentarios