Economía

Deuda: acreedores le dan un “no” rotundo a Argentina

cargando anuncio

Los acreedores rechazan la oferta de Argentina, que deberá negociar para evitar la suspensión de pagos

Deuda: acreedores le dan un “no” rotundo a Argentina

Argentina se encontró este fin de semana con un rotundo “no” a su propuesta de reducir sustancialmente el pago de los 66.000 millones de dólares que el país debe a los fondos de inversión extranjeros. Anta la evidencia, la tercera economía latinoamericana ya dio señales claras de su disposición a flexibilizar la propuesta para evitar caer en cesación de pagos.

Según Infobae, el ministro de Economía, Martín Guzmán, autor intelectual de la propuesta, está dispuesto a negociar: «Luego del rotundo rechazo por parte de los grandes inversores institucionales, el ministro y su equipo negociarán durante el fin de semana con ellos».

La propuesta argentina implica un canje de bonos con una quita del 65% y no pagar ni un dólar hasta 2023. Los inversores institucionales no ven razonable el plan argentino, y ahora se inicia un tira y afloje de dos semanas entre los tenedores de los títulos argentinos y el gobierno de Buenos Aires.

“La adhesión al canje no superaría el 20 por ciento”, señaló Clarín. “Incluso hay quienes aseguran que el porcentaje final estaría más cerca del 15 por ciento. Es probable que, si ese fuera el resultado definitivo de la operación, ni se dé a conocer el número, y que simplemente se diga que se estirará dos semanas las negociaciones para alcanzar una adhesión mayor. Naturalmente, para que ese objetivo se cumpla el Gobierno deberá aceptar mejorar sustancialmente la oferta. O ir directamente al default (cesación de pagos)”.

La presión sobre Buenos Aires es enorme, ya que el país lleva dos años en recesión, con una inflación de más del 50% y la economía en caída libre ante la parálisis productiva y comercial derivada de la estricta cuarentena impuesta en medio de la crisis del coronavirus. Buena parte del país comenzará a flexibilizar esa cuarentena desde el lunes, pero el área metropolitana de Buenos Aires, donde se concentra el 70% de los casos de Covid-19 y el 35% de la población, no lo hará.

Guzmán es un especialista en reestructuración de deudas soberanas, y una cesación de pagos implicaría un fracaso para él, ya que viene dedicándose en exclusiva al tema de la deuda desde diciembre y dejó su puesto de investigador en la Universidad de Columbia para solucionar ese problema específico. Aunque el gobierno señala que no tiene intención de dejar de pagar la deuda y que lo único que pide es que el cronograma y los montos de pagos sean «sustentable», Fernández parece a veces verse seducido por la idea de un nuevo «default» como aquel que otro presidente peronista, Adolfo Rodríguez Saá, declaró en diciembre de 2001.

“El default de hoy no es el default de antes. Jeffrey Sachs me dijo que no me preocupe tanto, que 40 países van al default”, destacó el jefe de Estado argentino.

Fuente El Mundo

Comentarios