Filmes paraguayos poseen limitadas plataformas y medios de difusión

Categorías: Cultura y Espectáculos.

Palabras destacadas: dvd, cada película, cine paraguayo, existen plataformas, salas de cine, academia de cine, películas paraguayas, 7 cajas, aglutinen a la mayoría, mayoría de las producciones, existen plataformas digitales, plataformas digitales, espacios, cajas, películas, plataformas, digitales, cine, paraguaya, y existen.
Visibilidad: Destacadas por categoría – Cultura y Espectáculos.

No existen plataformas digitales que aglutinen a la mayoría de las producciones del creciente cine del Paraguay.

En los últimos años, el cine paraguayo tuvo un crecimiento positivo y vertiginoso. Una gran cantidad de estrenos de películas paraguayas se sucedieron en las salas de cine. Le siguieron ciclos de cines, donde también se pudieron disfrutar de las propuestas cinematográficas. No obstante, no existen plataformas digitales que aglutinen a la mayoría de las producciones.

Tampoco existe un mercado en ese país que ofrezca DVD de la gran cantidad de los filmes existentes.

“Lastimosamente, muchas de las películas paraguayas no se encuentran disponibles en las plataformas digitales y tampoco existen copias en DVD para adquirirlas”, reflexiona la promotora cultural Meli Peña.

La exitosa 7 cajas, de Juan Carlos Maneglia y Tana Schembori, así como Cuchillo de palo, de Renate Costa, y El tiempo nublado, de Aramí Ullón, son algunos materiales disponibles en devedés para la venta. 7 cajas y Hamaca paraguaya, de Paz Encina, pueden ser adquiridas en Amazon, pero no es posible alquilarlas o verlas online. El filme Universo servilleta, del director Esteban Aguirre, se puede descargar en YouTube. El documental Landfill Harmonic, de la Orquesta de Instrumentos Reciclados, se pueden ver en YouTube y Vimeo.com, y alquilar en Amazon.

“Otra dificultad es que luego del estreno en Paraguay necesitan hacer el recorrido por festivales de cine y después recién podrían tener las copias en devedé; pero hay que promocionar y eso implica asociarse a algún medio para promover la venta. Los paraguayos que viven afuera son los que más quieren ver material nacional”, manifiesta Peña.

Su recomendación es que los filmes formen parte de plataformas digitales y que las personas paguen para verlas.

Crucial

Ana Martini, coordinadora de la Mesa Multisectorial del Audiovisual, manifiesta que es indispensable generar espacios, cuantos sean posibles, a fin de difundir de manera constante y sistematizada las producciones nacionales. “Esta falta de familiaridad con nuestras imágenes y nuestro mercado solo puede ser subsanada a partir de políticas de Estado concretas; apertura de salas de cine y espacios culturales en Asunción y a lo largo del país”, puntualiza.

Mercado. René Ruiz Díaz, productor ejecutivo de Los buscadores, indica que las grandes plataformas digitales están bastante centralizadas y acceder a ellas es muy complicado. “En Sudamérica pega muy fuerte Netflix y en países como EEUU, Amazon, Netflix, HBO y Hulu. Estos espacios son masivos y buscan productos para distribuir en varios territorios o por lo menos en algunos mercados grandes, como Brasil o México. No es fácil que se decidan a exhibir para mercados relativamente chicos como el nuestro. En Paraguay tenemos el caso de Los buscadores que fue a Sony, por Latinoamérica y a HBO, por EEUU. Y también 7 cajas, en HBO. Pero no son casos habituales”, explica.

Para el ejecutivo, los devedés están casi en vías de extinción, por la falta de uso y por los altos costos de producción. Considera que una buena opción sería emular a Argentina, que tuvo que diseñar una plataforma propia de cine (cine.ar), “donde los filmes van rotando como una especie de Netflix. Se debe pensar en alguna plataforma de la propia Academia de Cine”, expone.

Tania Simbrón, presidenta de la Academia de Cine Paraguaya, señala que la entidad tiene como misión promocionar el cine paraguayo. Señala que cada película tiene compromisos contractuales que a veces dificultan su copia en DVD o su ingreso a plataformas onlines. Se suma el camino que recorre cada película en salas comerciales, exhibición en cable, producción de DVD, televisión abierta y OTT (Over The Top) –video y televisión a la carta–.

Agrega que este circuito obliga a cada productor a tener estrategias de distribución para “quitarle el jugo a la película”.

“La Academia está trabajando en un paquete de películas paraguayas de colección en una caja simbólica bien paraguaya. Ni bien tengamos novedades concretas vamos a lanzar al público”, finaliza Simbrón. (DIARIO ÚLTIMA HORA)

VB

Comentar