Haciendo Caminos en la Fiesta de la Orquídea

Categorías: Cultura y Espectáculos.

Palabras destacadas: joselo, carlos acuña, pájaro campana, haciendo caminos, tierra colorada, paola leguizamón, joselo schuap, argentina de intérpretes, asociación argentina de intérpretes, paola, acuña, hermanos, versión, asociación argentina, asociación, nuñez, fiesta, público, campaña, y argentina.
Visibilidad: Lo Más Leído, Destacadas en Artículo individual, y Espectáculos – Homepage.

El evento patrocinado por la Asociación Argentina de Intérpretes estuvo en la jornada inaugural de la Fiesta de las Orquídea y de la Flor.

Con un final apoteótico, en el que el Chavo Nuñez y Carlos Acuña brindaron una incendiaria versión de Pájaro Campana, el festival Haciendo Caminos dejó en evidencia la calidad de musical que posee la Tierra Colorada, en una noche en la que actuaron Paola Leguizamón, Joselo Schuap y con el cierre a cargo de Los Nuñez.

Cuando don Ampelio Villalba, nacido en Caazapá (Paraguay) a finales del 1800 escribió la polca “Güirá Campana”, popularmente conocida como Pájaro Campana, seguramente no imaginó que sus bellos acordes podrían terminar en una versión atómica cuando el menor de los Hermanos Núñez y el mayor de los Acuña cruzaron sus guitarras en un duelo que bien pudo haber sido protagonizado por Jimmy Page (Led Zeppelin) y Slash (Guns N’ Roses).

Fiesta

Todo comenzó luego de la ceremonia inaugural de fiesta, y su respectivo corte de cinta, la joven Paola Leguizamón copó el escenario acompañada de Nico Encina en acordeón, Rodolfo Sánchez en guitarra y Horacio Prieto en bajo. Paola, siempre con la simpatía como bandera, arengó al público a puro polcas y chamamés logrando que las parejas menos tímidas salgan a bailar.

Luego de Paola fue el turno de Joselo Schuap. El crédito de Alem demostró que también fue adoptado por Montecarlo. Joselo, junto a Yoni Mombage (acordeón), Neco Swiderski (bajo) y David Nanio (percusión) demostró, una vez más, que su conexión con el público es total, a tal punto que no lo dejaron bajar hasta que tocó varios bises. Con Joselo el baile delante de las primeras se convirtió en bailanta, y hasta los niños se animaron a danzar. Con la adrenalina en alza, llegó el turno de la emotividad, cuando Carlos Acuña, la guitarra mayor de Eldorado, recibió la placa en reconocimiento a la trayectoria.

De esta manera, AADi reconoce a los artistas que dejaron un legado especial, como es el caso de este entrañable personaje que, junto a César, su hermano, obtuvo el aplauso del respetable en Festival de Cosquín en 1975, al entonar una descollante versión de El Cóndor Pasa, lo que les valió además del aplauso generalizado, el Premio Revelación y además un contrato con disquera, que los lanzó a tocar en los principales festivales de Europa.

Los Núñez

Para el cierre, el plato fuerte. Así, Juan y Marcos Nuñez volvieron a tocar en la Tierra Colorada después de su gira por Colombia y Ecuador. Los hermanos transmiten magia musical, y acompañados en esta ocasión por Lery Duarte (bajo), Leandro Yanhy (piano) y Fernando Solís (cajón peruano), regalaron altas dosis de excelencia . Para el final los acompañaron los Hermanos Acuña y toda la energía que motivó el relato de más arriba que hizo de introducción.

Así pasó el 9no encuentro anual y consecutivo con el que la Asociación Argentina de Intérpretes reconoce a los músicos locales de la mejor manera que se lo puede hacer, sobre un escenario y frente a su público, y esta vez con un detalle no menor, el Haciendo Caminos se movilizó al interior.

Leé también: Cronograma de servicios para el fin de semana largo 

vb

Comentar