Jodorowsky, el hombre que pudo haber cambiado la Ciencia Ficción

Categorías: Cultura y Espectáculos.

Palabras destacadas: dune de alejandro, dune de alejandro jodorowsky, equipo creativo, orson wells, historia de dune, cambiado, cine los artistas, ambicioso, jodorowsky, alejandro jodorowsky, dune, ciencia ficción, ciencia, alejandro, ficción, cine, director, película, proyecto, y historia.
Visibilidad: Destacadas por categoría – Cultura y Espectáculos y Cultura - Homepage.

Dune de Alejandro Jodorowsky es la película no realizada más influyente de la ciencia ficción y un proyecto ambicioso que, de haberse terminado, habría cambiado la historia del cine tal y como la conocemos.

Había una vez un joven cineasta que inició un proyecto magnífico, una película que, de haberse hecho, habría cambiado el rumbo de la ciencia ficción hasta nuestros días. Tal película, incluso sin haberse realizado, ha sido influencia de muchas cosas de las que hemos visto en el cine, los artistas que iban a participar en ella se acercaron al séptimo arte y éste ya nunca volvió a ser el mismo. Esta es la historia de Alejandro Jodorowsky y Dune.

Alejandro Jodorowsky con 89 años, tiene una carrera que resulta difícil de resumir. Para quienes lo conocen saben que su multifacética labor abarca desde mimo y titiritero, hasta actor, director y tarotista. También, que es autor de la psicomagia, una especie de técnica terapéutica para sanar mediante actos simbólicos, sí, así cómo suena. Se sea seguidor de este chileno o no, lo que nos tiene aquí es su proyecto cinematográfico más ambicioso: Dune.

Remontémonos a principio de los años 70’s, Jodorowsky había realizado 3 filmes: Fando y Lis (1968), El Topo (1970) y La Montaña Sagrada (1973). Así pues, junto al productor Michel Seydoux se embarcaron en el más ambicioso proyecto que se haya pensado para el cine, la adaptación cinematográfica de Dune, la novela de Frank Herbert que, tras su publicación en 1965, fue reconocida con el Premio Hugo y el Premio Nébula a la mejor novela de ciencia ficción, y, además, es considerada una de las obras más importantes en ese género.

Un equipo creativo con Giger, Moebius, Dalí y Orson Wells

Con la idea de Dune adaptada al cine, Jodorowsky comenzó a buscar a su equipo creativo. Él comenta que no solo buscaba artistas sino una especie de “guerreros espirituales” que conectaran con el proyecto con toda su alma, más allá del ego.

Ardua tarea, sin embargo encontró un equipo de envidia: Moebius, Chris Foss y a un joven Hans Rudi Giger que no había trabajado para la industria del cine antes. Este genial artista, ya sabemos, fue quien realizó la criatura de Alien años más tarde. El cine y la ciencia ficción no volvieron a ser las mismas.

Durante cinco años trabajó esta empresa, Jodorowsky junto a Moebius realizaron el concepto de Dune, todo esto quedó plasmado en alrededor de 3 mil dibujos que condensan los diálogos, las tomas, la posición de cámara. Jodorowsky dice que “filmó la película en dibujos”.

La cantidad de personajes y de mundos en la novela exigieron del director que buscara a sus actores ideales, la lista impensable: Orson Wells, Salvador Dalí, Mick Jagger, David Carradine, entre otros.

No solo en el arte y los actores fue ambicioso Jodorowsky, para la música tenía pensado a nada menos que a la mítica banda de Pink Floyd, también a la banda francesa progresiva Magma y al compositor alemán Karlheinz Stockhausen.

El año pasado, el director Frank Pavich realizó un genial documental sobre la historia de Dune de Alejandro Jodorowsky. Es un material muy interesante porque está contado a través de sus protagonistas, incluso hay entrevistas a H.R. Giger. Los testimonios forman parte del tremendo material que legó esta película no realizada y que, a pesar de esto, es un título que dejó una gran influencia al cine.

Así pues, Alejandro Jodorowsky tuvo en sus manos y dedicó 5 años de su vida completos a este proyecto monumental. Los motivos que dieron los grandes estudios para no realizarla son, incluso, absurdos: el dinero y no estar “cómodos” con el mismo director debido a sus películas pasadas llenas de surrealismo.

Después realizarían la versión que conocemos dirigida por David Lynch, el resultado, para nuestra tristeza, es bastante regular.

La historia de Dune de Jodorowsky es de esas que al terminar de ser contadas imprimen un dejo de pérdida en los escuchas. Enciende un anhelo de ver esa tremenda obra en el cine terminada, como se tenía planeada. ¿Cuánto más habría cambiado el cine, los artistas, el mismo Jodorowsky? No lo sabremos.

Hipertextual/jmm.

Comentar