Cultura y Espectáculos

Natalia Oreiro desafió al gobierno de Vladimir Putin en su viaje a Rusia

cargando anuncio

La actriz uruguaya Natalia Oreiro se presentó en una radio rusa con una remera a favor de la diversidad sexual y desató la polémica.

Natalia Oreiro desafió al gobierno de Vladimir Putin en su viaje a Rusia

La actriz uruguaya Natalia Oreiro se presentó en una radio rusa con una remera a favor de la diversidad sexual y desató la polémica.Cada vez que Natalia Oreiro viaja a Rusia recibe calurosas bienvenidas de sus fanáticos. Incluso, la cantante uruguaya llena teatros y estadios, con miles de seguidores suyos que cantan sus temas en español. El amor entre Oreiro y el pueblo ruso nació de la mano de Muñeca Brava, tira furor en el país europeo en la década del ’90 y no paró de crecer desde entonces.Es por eso que en plena fiebre mundialista, Natalia aprovechó para volver a Rusia y presentar su tema “United by love“ (Unidos por amor). Y lo hizo nada menos que en la radio pública rusa (Russkoe). Eso sí, la actriz y cantante desafió a las autoridades rusas y al propio Vladimir Putin, presidente de aquel país, al presentarse al programa con una remera que llevaba la bandera LGBTTTIQ (Lesbianas, Gays, ​ Bisexuales, Travestis, Transgénero, Transexuales, Intersex y Queer), que se manifiesta a favor de la diversidad sexual.La cantante interpretó el tema que mezcla estrofas en inglés, español y ruso. Sin embargo, la repercusión en las redes sociales se dio por la vestimenta que utilizó la actriz uruguaya, que era un sweater de la colección de Marc Jacobs, un gran abanderado de los derechos de la lucha por la comunidad gay en los Estados Unidos.

Y lo cierto es que la decisión de Natalia distó de ser inocente. Es que bien sabe Oreiro que en el país ruso, el gobierno de Vladimir Putin es hostil hacia la comunidad homosexual y hasta rige una ley «contra la propaganda gay» que restringe las expresiones públicas en este sentido.Y vaya si serán complicados los manejos en Rusia: es que el gobierno no atendería las denuncias de violación a los derechos humanos que hay en Chechenia, donde distintas organizaciones señalan que aún existen campos de tortura y exterminio para homosexuales.

«No es la primera vez que Natalia hace esto en Rusia. En otros shows multitudinarios ha agitado la bandera con el arcoiris y esto ha molestado a las autoridades del gobierno. Rusia tiene una ley que amenaza y prohíbe la propaganda homosexual», explicó Franco Torchia, quien contó la noticia en Confrontados (El Nueve, a las 15),

A raíz de la desafiante actitud de la actriz de «Re loca», surgieron rumores de que la uruguaya tendría consecuencias al salir del país, como retenerle el pasaporte e indagarla por sus actos. Por otro lado, le jugaría a su favor que es una personalidad muy famosa en Rusia, y que, como se va a estar disputando el mundial y todos los ojos están puestos en ellos, no habría mayor consecuencias para Oreiro.


Clarín / vm.

Comentarios