Ciencia

Cómo el sentido del olfato nos advierte con mayor rapidez del peligro

cargando anuncio

Una investigación realizada por científicos del Instituto Karolinska en Suecia explica por qué el olfato tiene una reacción más rápida que otros sentidos.

Cómo el sentido del olfato nos advierte con mayor rapidez del peligro

Un estudio reveló la importancia del sentido del olfato a la hora de advertir rápidamente del peligro.
La investigación llevada a cabo por investigadores del Instituto Karolinska en Suecia a partir de dos experimentos demuestra que los nervios de detección de olores ubicados en el interior de la nariz comienzan a procesar los olores desagradables o negativos en el momento en que se detectan.

De ahí se explica que el cuerpo tenga una respuesta más rápida con el olfato que otros sentidos como la vista o el oído, que envían respuestas sensoriales al cerebro para su procesamiento, lo que retrasa el tiempo de reacción de la persona.

Publicada en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), el estudio señala cómo este conjunto de nervios detectores de olores, también denominado bulbo olfatorio, es capaz de clasificar activamente los estímulos basándose en respuestas aprendidas e innatas.

Los investigadores reclutaron a 19 personas no fumadoras y sanas para que oliesen de forma rápida hasta seis olores diferentes, algunos más agradables como el perfume de linalol o el butirato de etilo, de olor afrutado, y otros menos atractivos para probar la eficacia del olfato.

Así, buscaban medir la reactividad del bulbo olfatorio de forma no invasiva mediante electroencefalografía y poder hacer un balance de dos tipos distintos de “ondas cerebrales” que estaban produciendo los nervios.

El equipo evaluó en un segundo experimento en 21 voluntarios si este proceso cerebral se traducía en una respuesta corporal real y cuánto tiempo tardaba el olor en hacer reaccionar físicamente a las personas.

De esta forma, llegaron a la conclusión de que el bulbo olfativo procesa olores agradables y amenazantes a diferentes velocidades. Mientras los malos olores solo requieren de medio segundo para alejarnos, en el caso de que el olor no sea tan malo el tiempo de reacción es mayor.

Comentarios