General

Cuál es el significado y la influencia astrológica del equinoccio de otoño

Conocé más sobre su sentido y cómo el simbolismo astrológico ayuda a vivir en mayor conexión con los movimientos entre la Tierra y el Sol.

Cuál es el significado y la influencia astrológica del equinoccio de otoño

Cada 21 de marzo comienza el otoño en el hemisferio sur y la primavera en el norte.

El Sol es fuente de luz y vida. Las culturas antiguas mantenían un contacto más estrecho con las fuerzas de la naturaleza y miraban con especial atención los movimientos del Astro Rey.

Los días más cálidos y luminosos era importantes porque estaban directamente asociados a mejores posibilidades de supervivencia. Por eso, organizaban especiales festejos cuando comenzaban los días de mayor luminosidad, también eran celebrados los tiempos cuando la luz comenzaba a estar más presente en sus terruños.

Esos días eran vividos con rituales alegóricos al movimiento del Sol que comenzaba su regreso victorioso a sus pueblos.

Las fechas donde la Luz se impone sobre las fuerzas de las tinieblas en el hemisferio norte -de donde vienen nuestras religiones- son sincrónicas a importantes celebraciones cristianas.

Equinoccios y solsticios: su influencia sobre el zodiaco

El zodiaco es un círculo dividido en 12 segmentos de 30 grados cada uno que totaliza 360 grados.

Al Sol le lleva todo el año recorrer la totalidad del zodiaco, se mueve por los 360 grados de los 12 signos, a razón de aproximadamente 1 grado cada día que, sumados, constituyen los 365 días de nuestro año.

Su andar por el zodiaco va modificando los porcentajes de luz en las diferentes partes del mundo, debido a la inclinación entre la elíptica y el ecuador terrestre que genera las cuatro estaciones del año.

En las fechas de cambio de estaciones se modifica también la distribución de luz solar en ambos hemisferios, son los tiempos donde además inician los cuatro signos llamados “cardinales o emprendedores”.

Estos son cuatro momentos determinantes del año, porque se dan los cambios (aparentes) de los movimientos del Sol: los Equinoccios – “equidad de noche”, 21 de marzo y 21 de septiembre, otoño y primavera según el hemisferio-, o los Solsticios – “sol quieto”, 21 de junio y 21 de diciembre, el principio de del verano y del invierno según el hemisferio-.

Equinoccio

Significa “equidad de noche”, o sea duración igual del día y de la noche en ambos hemisferios. Los equinoccios son sincrónicos a Aries y Libra. Alrededor del 21 de marzo inicia Aries -otoño en hemisferio sur y primavera en el norte-.

Cercano al 21 de marzo, comienza también el año astrológico, porque el zodiaco se encuentra en 0 grados Aries. Aries es el primer signo, el que da inicio a los doce pulsos astrológicos.

Por ser el primer signo, también se asocia a las personalidades Arianas como iniciadoras, impetuosas y emprendedoras. Transcurridos seis meses llega el tiempo de Libra, el signo destinado a compensar y a nivelar.

Cercano al 21 de septiembre la luz solar comienza su recorrido hacia el otro hemisferio al que había dejado desnivelado en porcentajes solares.

Solsticio

Significa “sol quieto”, son jornadas que se caracterizan por tener los días y noches más largas en todo el año donde durante tres días el sol parece estar quieto para luego retomar su viaje hacia el hemisferio opuesto para comenzar a alargar o a acortar la luz solar visible.

En los Solsticios inician Cáncer y Capricornio. Cáncer cerca del 21 de junio, invierno en el hemisferio sur y verano en el norte; y Capricornio cercano al 21 de diciembre, verano en el hemisferio sur e invierno en el norte.

De celebraciones e inicios

Las celebraciones cristianas más importantes ocurren en tiempos en los que el Sol en el hemisferio norte se va volviendo cada vez más presente, recuperando su fuerza vital.

Cada 21 de marzo aunque es el equinoccio de otoño en el hemisferio sur y los días se irán oscureciendo, es en el hemisferio norte donde sucede el equinoccio de primavera y los días se vuelven mas luminosos y cálidos; la naturaleza retoma su pulso vital, todo renace a la vida y a la luz.

Cercano a este momento de renacimiento celebramos la Pascua de Resurrección. Para el hemisferio sur aunque Aries da inicio al otoño, son tiempos en donde el año laboral se inicia y arranca definitivamente.

Comentarios