Importante descubrimiento sobre expansión del Sapiens en América

Categorías: General.

Palabras destacadas: asombrosa, estudio científico, beringia, americanos, mesoamérica, continente, velocidad asombrosa, actuales americanos, lagoa santa, momia más antigua, continente hasta la patagonia, antigua del mundo, momia, antigua, velocidad, américa, norte, sur, estudio, y mundo.
Visibilidad: Destacadas por categoría – General.

A través de la momia conocida, más antigua del mundo, arqueólogos lograron desentrañar el proceso de poblamiento americano, que se dio a una “velocidad asombrosa”, según un reciente estudio científico.   

El genoma de 15 individuos americanos, entre ellos el de la momia más antigua del mundo, puso cierto orden en el complejo mapa de la dispersión de los primeros colonizadores de América, que se extendieron por el continente en tres grandes olas y a una “velocidad asombrosa”, según un estudio científico divulgado hoy.

Los antepasados de los actuales americanos salieron de Siberia y del este de Asia y, después de estar miles de años aislados en Beringia -istmo que hoy ocupa el estrecho de Bering-, se adentraron hace unos 25.000 años en las zonas no glaciares de América, desde donde se expandieron a todo el continente.

Según el estudio publicado en la revista Science, y que cita EFE, primero se desplazaron a lo que hoy es Alaska y Canadá, después hacia el sur del continente hasta la Patagonia; y, más tarde, salieron desde Mesoamérica hacia el sur y otra vez rumbo al norte.

Esta es una de las principales conclusiones de un trabajo liderado por científicos del Museo de Historia Natural de Dinamarca y que ayuda a dilucidar los orígenes del poblamiento del continente americano.

Antonio Salas Ellacuriaga, de la española Universidad de Santiago de Compostela y uno de los autores del artículo, precisó que esto “supone un paso preliminar para empezar a entender la gran complejidad de esta colonización”.

Según el estudio, existieron al menos tres grandes eventos demográficos: el primero a través del puente de la Beringia desde hace unos 25.000 años hasta alrededor de 13.000 años.

Al parecer lo hicieron en varias subdivisiones: una en la propia Beringia hacia Big Bar en la región de la Columbia Británica (Canadá), desde donde una porción de nativos se dispersó por el resto del norte.

El segundo implica la colonización de casi todo el continente hasta la Patagonia, que fue “muy rápido y no gradual, sino más bien a modo de pequeños saltos”, explicó Salas, y precisó que tuvo lugar hace 14.000 años y se mantuvo hasta hace 6.000.

Un “ADN fantasma” los sorprendió al analizar restos del yacimiento de Lagoa Santa, Brasil: un componente austral-asiático en sus genomas que se cree llegó desde Mesoamérica y que los primeros pobladores pudieron arrastrar hasta el sur, aunque desconocen cómo llegó hasta allí.

También confirmaron que en la población del sur de América hubo dos grandes rutas de migración, una a cada lado de los Andes siguiendo los bordes del Pacífico y el Atlántico.

La tercera gran oleada se inició en Mesoamérica (México) hace unos 8.700 años: las poblaciones se movieron hacia la Gran Cuenca, noroeste de Norte América, y también hubo una segunda expansión hacia el sur, que daría lugar a la mayor parte de la variabilidad genética observada hoy en esa región.

El descubrimiento a partir de la momia más antigua conocida

La secuenciación del ADN de la momia hasta hoy más antigua del mundo (10.700 años), hallada en 1940 en Nevada, ayudó junto a los otros 14 individuos a dibujar la población del continente, resume David Meltzer, de la Universidad Metodista del Sur de Dallas.

Llama la atención -dijo- “la estrecha similitud genética” entre la Cueva del Espíritu, donde encontraron a la momia, y Lagoa Santa, lo que implica que los ancestros de los actuales americanos viajaron por América a una “velocidad asombrosa”.

Télam

Comentar