General

Equipo forense argentino ayuda a identificar migrantes desaparecidos

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) creó una red de bancos de datos forenses en Centroamérica y México y, desde 2010, ya logró identificar a 200 migrantes que desaparecieron y fallecieron intentando llegar a Estados Unidos.

Equipo forense argentino ayuda a identificar migrantes desaparecidos

Así lo reveló William Ernesto Espino Gaitán, un funcionario de la Procuraduría de derechos humanos de El Salvador que participa de ese proyecto regional inédito en el mundo.

“El EAAF había trabajado en México, en Ciudad de Juárez, y allí encuentra una cantidad de cuerpos de mujeres y migrantes que no eran de ciudadanos mexicanos. Tras realizar un mapeo de la región en 2008, se da cuenta que El Salvador, Guatemala y Honduras tenían migrantes reportados como desaparecidos”, recordó Espino Gaitán.

«En ese momento, esos Estados no tenían mecanismos ni recursos para darle respuesta a las familias de los desaparecidos”, explicó y rápidamente aclaró que pronto dejaron de llamarlos desaparecidos y pasaron a referirse a los “migrantes no localizados”.

Además de la falta de respuesta de los Estados, muchas familias decidían aferrarse a las esperanzas que les daban los llamados coyotes -los traficantes de personas que cobran enormes sumas para cruzar a migrantes, de forma ilegal y peligrosa, la frontera- y no denunciaban como desaparecidos a sus parientes.

“Los coyotes les dicen a las familias que sus parientes no están desaparecidos, sino detenidos. Les dicen que quizás fueron agarrados por un cartel y están trabajando en una plantación de droga. Entonces, las familias esperan que sus parientes llamen, quizás durante años”, contó el funcionario salvadoreño en entrevista con Télam.

Por eso, desde 2010, cuando comenzó el proyecto Frontera en El Salvador, la documentación de casos ha sido lenta y gradual.

El primer año, lograron que familiares viajaran a San Salvador, la capital, y dieran muestras para documentar 89 casos. Al año siguiente, sumaron 62 casos más y este año, otros nueve.

En total, solo en ese país, ya tienen más de 350 casos documentados y listos para cotejar con restos o cuerpos encontrados a lo largo de la ruta migratoria hacia Estados Unidos.

En la región, en tanto, ya fueron documentados 1.957 casos, pertenecientes a 1.292 familias.

Para Espino Gaitán, aún falta mucho trabajo por hacer ya que muchas familias todavía no quieren dejar muestras –“hay familiares que creen que eso significa dar por fallecidos a sus parientes”- o no saben que pueden hacerlo.

El proyecto del EAAF no solo busca la identificación forense, sino que creó un modelo único del que participa el Estado -en el caso salvadoreño, a través de la Cancillería y la Procuraduría de derechos humanos-, una organización de familiares, por parte de la sociedad civil, y el equipo de profesionales argentinos.

La búsqueda tiene dos etapas.

“Primero la Cancillería y la organización de familiares activan una búsqueda del migrante. Indagan si está detenido o internado en Estados Unidos, México o en el resto de la ruta de los migrantes”, explicó Espino Gaitán.

“Si no lo encuentran, -continuó- empieza la segunda etapa. El caso entra en el banco de datos forenses” y se empieza a cotejar con cuerpo o restos humanos encontrados a lo largo de la ruta de los migrantes centroamericanos y dentro de Estados Unidos.

“Ya se lograron más de 200 identificaciones en toda la región”, destacó el salvadoreño y aseguró que se trata de “un modelo único a nivel global”.

Más noticias
Comentarios
Policiales
Espectáculos
Nacionales
General