General

Explican la idea subyacente en la declaración del Día de la Alegría

cargando anuncio

Según el psicólogo Facundo Aquino “la química de nuestro cerebro se modifica al hablar de cosas que nos hacen sentir bien” y el Día Mundial de la Alegría “intenta reflejar que podemos sentirnos bien un momento, dejando de lado todos los problemas que tenemos en el día a día”.

Explican la idea subyacente en la declaración del Día de la Alegría

POSADAS. Cada 1º de Agosto, se celebra el Día Mundial de la Alegría con el objetivo de reflexionar y valorar la importancia de cultivar este sentimiento de bienestar y satisfacción que conlleva innegables beneficios para la salud, pese a las dificultades y adversidades que una persona pueda experimentar en su vida.

El día se instauró por una propuesta del colombiano Alfonso Becerra, quien, durante un congreso de gestión cultural en Chile celebrado en 2012, expuso su idea y logró que esta sea acogida por organizaciones de diferentes países.

Al respecto de este tema, el psicólogo Facundo Aquino dialogó con Previa Informativa sobre la idea subyacente en la celebración y lo que están viendo en consultas psicológicas, que lo motiva a reflexionar sobre la importancia de la gestión de las emociones, que no se pueden reprimir, pero sí, reencauzar.

“Lo que intenta el Día de la Alegría es reflejar que podemos sentirnos bien en un momento dado, dejando de lado todos los problemas que tenemos en el día a día”, comentó Aquino, para quien es importante, tomarse un tiempo para desconectarse de los problemas. “La alegría es ese momento en que compartimos ciertas situaciones que nos generan un bienestar para desenchufarnos de los inconvenientes que podamos tener”, reflexionó.

“La cultura del argentino y del latinoamericano creo que tiene eso de siempre estar hablando de las penurias que uno tiene. Pero nunca hablamos de las cosas que nos hacen sentir bien”, remarcó Aquino, quien enfatizó que “la química de nuestro cerebro se modifica al hablar de cosas que nos hacen sentir bien”.

Para este psicólogo “todas las situaciones tienen un pro y un contra. Hay personas que prefieren lamentarse por esa situación que les toca vivir. Y otras que prefieren transformar esa realidad para que sea más sostenible o sana”, subrayó.

“Todas las situaciones creo que son neutras, pero las cargamos con las emociones”

Según Aquino “todas las situaciones creo que son neutras, pero las cargamos con las emociones o el repertorio de herramientas psicológicas disponibles en ese momento. Es más sano ver los pros y contras de cada situación en su particularidad”, insistió el psicólogo, quien aclaró que existe un componente subjetivo en estas emociones. “Cosas que a mí me generan alegría por ahí a otro no le generan nada. A cada ser le hace feliz distintas actividades no hay una felicidad universal”, destacó.

Por otra parte, Aquino cuestionó la costumbre o práctica de sentir culpa toda vez que uno siente alegría. “Está instalado esto de que uno no se puede sentir bien, ¿por qué me tengo que sentir culpable porque las cosas estén bien? Las cosas pueden estar bien o mal, pero eso no depende de la persona, las cosas suceden y puedo sentirme bien o mal”, dijo el psicólogo.

“No podemos evitar sentir lo que sentimos, pero sí canalizar los sentimientos que me hacen daño”, consideró.

Comentarios