General

Inmunoterapia: tratamiento para combatir varios tipos de cáncer

La consagración de la inmunoterapia como “primera línea de tratamiento indicada en cáncer metastásico de pulmón, mama triple negativo y melanoma”, fue una las principales novedades del Congreso de la Asociación Americana de Oncología, según referentes locales que participaron del encuentro.

Inmunoterapia: tratamiento para combatir varios tipos de cáncer

Según esta sociedad científica la inmunoterapia, “también denominada terapia biológica, es un tipo de tratamiento para el cáncer que estimula las defensas naturales del cuerpo a fin de combatir el cáncer. Utiliza sustancias producidas por el cuerpo o fabricadas en un laboratorio para mejorar o restaurar la función del sistema inmunitario”.

Diferentes estudios presentados en esta cumbre ratificaron, además, la relación existente entre una mayor sobrevida en caso de tumores mamarios o prostáticos, y la combinación de diferentes “posibilidades terapéuticas” de reciente desarrollo.

“Las mayor sobrevida global de cáncer de mama y próstata, y la inmunoterapia como primera línea de tratamiento en cáncer metastásico de pulmón, melanoma y de mama triple negativo fueron las grandes novedades de ASCO”, aseguró Santiago Bella, médico especializado de la Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC) que participó del evento internacional realizado a fines de junio en Chicago, durante una reunión este jueves con la prensa argentina para explicar los avances en materia de tratamientos.

Bello explicó que el cáncer de próstata, una enfermedad que afectará a “uno de cada tres hombres” y que en su forma avanzada puede ser “muy agresiva”, ahora puede ser atacado con “herramientas múltiples”, lo que no solamente “da más posibilidades” de éxito, sino que permite “abaratar los costos” o alcanzar una mejor relación “costo-efectividad”.

“Hasta hace poco, lo que se hacía como tratamiento inicial, era simplemente el bloqueo hormonal, que hoy se ha complementado con al menos tres medicamentos nuevos y quimioterapia”, dijo.

“Y el añadido de estas posibilidades terapéuticas mejora la sobrevida”, agregó.

Otro especialista de la AAOC, Diego Kaen, se expresó en términos similares respecto a las novedades sobre cáncer de mama.

“Estudios de seguimiento demostraron que los pacientes que hacen inmunoterapia más quimioterapia en un tipo de cáncer de mama, presentaron mejorías de sobrevida en relación a los que reciben sólo quimioterapia”, contó.

En realidad, “la inmunoterapia está ocupando la primera línea”, es decir, está siendo habitualmente el tratamiento administrado en primer lugar para diferentes tipos de cáncer, una técnica a la que estuvo consagrado el Premio Nobel de Medicina 2018.

La inmunoterapia bloquea la unión de ciertas proteínas de la célula tumoral con proteínas receptoras del linfocito, que son las defensas del organismo. Las moléculas tumorales son como una bala que se pega al sistema inmune y lo mata; pero con la inmunoterapia vos frenás el receptor o la bala y tenés más linfocitos activos”, afirmó José María Lastiri, presidente de la AAOC tras inaugurar ayer la «39º Reunión de Trabajos y Actualización Post Chicago» de la entidad.

Y si bien la inmunoterapia representa numerosas “ventajas” respecto a la quimioterapia, también tiene «efectos no deseados», aunque “más manejables porque  se pueden revertir”.

“La inmunoterapia es menos tóxica, es más dirigida y representa una mejoría en la sobrevida en relación a la quimioterapia. Además, los efectos no deseados son menores que la quimioterapia en términos de alopecia, disminución de glóbulos blancos, astenia o anorexia”, afirmó Kaen. 

No obstante, advirtió que el tratamiento con inmunoterapia implica que “el sistema inmune esté más potenciado, más atento”, lo que “puede ir contra la propia (glándula) tiroides y generar un hipotiroidismo, por ejemplo”.

Los especialistas hicieron hincapié además en el desafío que representa la aparición de nuevos tratamientos: “Vemos con preocupación extrema el tema de los gastos en salud, no en términos de prohibir cosas sino de optimizar recursos. Mientras la quimioterapia tenía un costo razonable pero le impedía al paciente trabajar por ocho meses, hoy hay medicamentos con un nivel de eficacia comparable, que devuelven mucho antes al paciente a su trabajo, con lo cual parte de lo que se invierte en esas drogas de alto costo, vuelve en producción laboral”, explicó Lastiri.

Más noticias
Comentarios

Más de general

Policiales