General

“Los chicos que delinquen no tienen contención del Estado”

cargando anuncio

Daniel, el padre de Lucas Vega, brindó su opinión sobre la iniciativa para bajar la imputabilidad de los menores, asegurando que es una “medida populista” que no aportará ninguna solución y que incidirá en la violación de los derechos de los jóvenes judicializados.

“Los chicos que delinquen no tienen contención del Estado”

Daniel, el padre de Lucas Vega, brindó su opinión sobre la iniciativa para bajar la imputabilidad de los menores, asegurando que es una “medida populista” que no aportará ninguna solución y que incidirá en la violación de los derechos de los jóvenes judicializados. “Los chicos delinquen pero no tienen ninguna contención. Nosotros quisimos y nos fue casi imposible movernos con la gente del gobierno”, sentenció quien fuera el director del Hogar Lucas, hasta que fue desplazado en medio de conflictos con el Ministerio de Desarrollo Social.

POSADAS. En torno al debate sobre la edad de imputabilidad de menores que delinquen, una voz autorizada es la de Daniel Vega, el ex titular del hogar Lucas Vega, quien expresó este jueves en MisionesCuatro que los chicos que cometen crímenes “no tienen ninguna contención” por parte del Estado. Vega, quien es padre de un chico asesinado por otro menor, no tuvo dudas en señalar que una baja en la imputabilidad de los menores que delinquen, no será una solución, sino que al contrario, agravará aún más el problema, al arrojar a miles de chicos a cárceles, violando sus derechos como niños. “Es una medida populista”, aseveró Vega, quien insistió en que los chicos victimarios, “no dejan de ser víctimas” y por tanto, el Estado debe contenerlos. Y lanzó duros cuestionamientos al Estado provincial, señalando que nunca lo dejaron trabajar con libertad, como se había acordado con el entonces gobernador Maurice Closs. “Nosotros quisimos y nos fue casi imposible movernos con la gente del gobierno”, sentenció Vega, en referencia al manejo de la Residencia Socio-Educativa Lucas Vega.

“Es muy importante que debatan este tema. Nosotros tenemos una ley que data de la Dictadura”, comentó Vega sobre la iniciativa del gobierno nacional y del Ministro de Justicia Germán Garavano, de rediscutir la normativa vigente para los menores que delinquen.

Al respecto, Vega coincidió con el ministro y otros especialistas, que enfatizaron las enormes diferencias que existen entre los menores de entre 14 y 16 años de la época en la que se concibió la ley de minoridad –fines de los ‘70s- y los de la actualidad. “La ley tiene que ser modificada. Este tema tendría que ser debatido con seriedad y que nuestros representantes expresen la opinión popular y busquen una solución con todos los problemas de violencia que estamos teniendo con los chicos”, aseveró el referente de la problemática de la minoridad en Misiones.

Sin embargo, ante la consulta de MisionesCuatro, Vega no tuvo dudas en señalar que bajar la edad de imputabilidad de 16 a 14 años y poner tras las rejas a niños que delinquen, “es una medida populista”, que no ayudará a resolver el problema. “La gente está esperando una respuesta. No es una solución. Si no da resultado, van a querer bajar (la imputabilidad) a 12 años. Concuerdo en que hay que hacer algo, pero parece que nadie, entre nuestros políticos y representantes, sabe qué hacer. Entonces proponen bajar la edad de imputabilidad. Si vamos a los hechos, los que saben en la materia, advierten que sería una violación a los derechos de los niños. No es una solución”, dijo tajante Daniel Vega, uno de los padres que perdió un hijo a manos de un menor delincuente.

“Los chicos delinquen pero no tienen ni siquiera una contención. Nosotros quisimos plasmar una institución que le de contención a los chicos y nos fue casi imposible movernos con la gente del gobierno”, analizó Vega, poniendo el énfasis en la ausencia del Estado en materia de minoridad.

“La postura de Bloomberg es de violencia y mano dura. No va a traer soluciones, pero la gente necesita escuchar esas cosas, para saciar el malestar que tienen ante la falta de respuestas de los representantes que tenemos, que no están velando por nuestra seguridad, como nosotros esperamos”, argumentó Vega, quien se mostró sorprendido por ser, según parece, uno de los pocos padres que no reclama
“mano dura”, tras perder un hijo.

Al respecto, recordó que cuando se reunión con el entonces gobernador Maurice Closs, “no le fuimos a plantear mano dura o castigo al chico o su familia, sino la posibilidad de plasmar una idea para ayudar a los chicos que tienen problemas, porque entendemos que el chico victimario, no deja de ser una víctima también”, analizó Vega. “El Estado debe cumplir una función muy importante de contener a ambos (víctima y victimario). Pero en el caso de menor, el victimario no deja de ser una víctima. No justifico pero hay que brindarle la posibilidad de una recomposición espiritual, personal y completa de su ser, para volver a revincularlo a la sociedad. Algo que el Estado no tiene”, fustigó el ex titular del Hogar Lucas.

En este punto, MisionesCuatro consultó sobre la Residencia Socio-Educativa inaugurada en Julio del 2012, que ahora maneja el Ministerio de Desarrollo Social de la provincia. “El Hogar Lucas quedó en nada, está en manos del Estado, están trabajando en el lugar. Nosotros no podíamos continuar. (El manejo estatal) no iba con nuestros principios. Nunca pudimos trabajar con libertad como se lo planteamos al gobernador (Closs)”, precisó Vega, en referencia a las numerosas trabas que le pusieron hasta que dejó la institución, el año pasado.

“Comenzamos a trabajar con Losada pero nunca pudimos congeniar en las metodologías de trabajo”, dijo y al ser repreguntado sobre qué dificultades encontró, se mostró lapidario: “A todo lo que te puedas imaginar, agregale la falta de fondos. Nunca pudimos trabajar, hasta que se nos terminó de desplazar”, sentenció. “Presenté una nota al nuevo ministro (del área, Lisandro Benmaor) pero quedó ahí”, remató.

En el cierre de la entrevista, Vega volvió a retomar el tema de la baja en la imputabilidad, insistiendo en que “no va a ser la solución”, pues “van a tener que hacer más cárceles y modificar el servicio penitenciario. Hay un problema cultural con las penitenciarías. En la UP 4 (para menores) hay violaciones contra los derechos humanos. No puede ser que en una comisaría donde hay capacidad para 10, haya 40 personas detenidas. Y de eso tenemos en toda la ciudad. Vivimos violando los derechos de las personas que han delinquido”, afirmó.

“Somos violentados por nuestros gobernantes. Tenemos gobernantes que se aumentan el sueldo y después no le quieren dar un bono o aumentar a jubilados, ¿eso no es un acto de violencia? ¿Pero quién los juzga? Las cosas no van a cambiar”, finalizó Vega.Oxt.

Comentarios