Internacionales

Bolsonaro usa la pandemia para avanzar con sus controvertidas reformas

cargando anuncio

Se difundió un explosivo video que muestra al presidente de Brasil, irritado porque no puede controlar a la policía en el marco de una investigación sobre sus hijos, en una causa por corrupción. En el país, ya superaron las 21 mil muertes y los 330 mil contagios por Covid-19.

Bolsonaro usa la pandemia para avanzar con sus controvertidas reformas

BRASILIA. Las denuncias del ex Ministro de Justicia de Brasil, Sergio Moro, contra el presidente Jair Bolsonaro, sumaron otra prueba tras la difusión de un controvertido video que muestra al mandatario despotricando irritado por no poder controlar a la Policía Federal, en una reunión con ministros de su gabinete.

El vídeo salió a la luz este viernes, por orden del Tribunal Supremo de Brasil, porque sería la prueba central de que Bolsonaro interfirió en la independencia de la Policía Federal para proteger a sus hijos, investigados en la causa por corrupción. Tal fue la denuncia de Moro, quien renunció a su cargo el pasado 24 de Abril, dos días después de la explosiva reunión entre el presidente y sus ministros.

Tras el impacto del vídeo, Bolsonaro contraatacó y sostuvo que no probada nada. Mientras tanto, la pandemia avanza y en Brasil ya hay más de 330 mil contagiados y 21.000 muertos a causa del nuevo coronavirus.

Según informó El Mundo, Bolsonaro repitió lo que viene siendo la posición oficial de su gobierno, que las muertes y los contagios son “inevitables”. “¡Sólo dan malas noticias” ¿Qué hora es? ¿ya son las 20.30? Ya ha empezado la TV Funeraria”, dijo en referencia al telediario de la cadena Globo, el más visto del país.

El explosivo video de Bolsonaro y su gabinete

En el video en cuestión, grabado el 22 de Abril, queda en claro que para el presidente y sus ministros, la crisis por el coronavirus, representa la oportunidad para avanzar con una reforma y controlar a la policía federal de Brasil. Las imágenes de la reunión, muestran a un muy irritado Bolsonaro, quejándose reiteradamente por no poder acceder a informaciones sensibles sobre investigaciones a sus hijos. “Se acabó, no voy a esperar a que jodan a mi familia”, bramó el presidente, anticipando que podría despedir al ministro responsable (Moro, quien luego dimitió).

Sin embargo, varios ministros opinaron en esa reunión, que podrían utilizar la crisis del coronavirus para avanzar con reformas muy sensibles para la opinión pública en Brasil. “Hay que aprovechar este momento de tranquilidad en el aspecto de la cobertura de la prensa, porque sólo habla de la Covid, e ir cambiando todo el reglamento y simplificando normas”, dijo el Ministro de Medioambiente, Ricardo Salles, señalado como el principal responsable de la derogación de leyes ambientales que protegen la Amazonia y prohíben el desmonte.

Ministros pidiendo la detención de jueces y gobernadores

Por su parte, el ministro de Educación, Abraham Weintraub, admitió sentir “odio por el término pueblos indígenas” y pidió encarcelar a los ministros del Tribunal Supremo de Brasil. “Por mí, encarcelaba a todos los sinvergüenzas, empezando por los del Tribunal Supremo”, lanzó.

Y la ministra de Derechos Humanos, Damares Alves, cuestionaba a los gobernadores que impusieron restricciones a la circulación de las personas en el marco del avance de la Covid-19 y revelaba: “Vamos a pedir incluso la prisión de gobernadores y alcaldes (…) vamos a empezar a machacarles”, dijo en el polémico video.

Ésta fue una de las escasas menciones a la crisis sanitaria que está asolando a Brasil. Por entonces (22/4), el nuevo coronavirus ya había causado 2.900 muertes en ese país.

Comentarios