Internacionales

Coronavirus: el vicepresidente de Venezuela y 160 militares se suman a la lista de contagiados

cargando anuncio

Tareck El Aissami, vicepresidente económico y zar del petróleo, es el último de los jerarcas chavistas contagiados, encabezados por Diosdado Cabello, ‘número dos’ del régimen

Coronavirus: el vicepresidente de Venezuela y 160 militares se suman a la lista de contagiados
Foto vía Reuters

El coronavirus avanza entre las filas de la revolución. Tareck El Aissami, vicepresidente económico y zar del petróleo, se ha sumado a la lista de jerarcas chavistas contagiados, encabezada por Diosdado Cabello, ‘número dos’ del régimen. “Infinitas gracias por tantos mensajes de afecto y solidaridad. Aquí los guardo en mi alma y los retorno cargados de bendiciones para todos y todas. El amor todo lo cura, por eso saldremos adelante para seguir abrazando la causa revolucionaria. ¡Venceremos!”, confirmó el todopoderoso militante radical, uno de las claves del actual poder bolivariano.

Y como el resto de sus correligionarios, apostó por la victoria, como si se tratase de una nueva batalla revolucionaria. “¡Fuerza hermano Tareck! Una nueva batalla que vencerás con la luz divina de dios. Ahora a cumplir con todos los tratamientos y las recomendaciones de los médicos para que te recuperes pronto. Por la salud y la vida: ¡Venceremos!”, constató el propio Nicolás Maduro, quien también realizó mensajes públicos de apoyo a Cabello y al gobernador del Zulia, Omar Prieto.

La influencia de El Aissami ha ido en paralelo a la entronización de Maduro, aunque ya Hugo Chávez le apoyó en sus primeros pasos políticos. Desde la gobernación del estado central de Aragua saltó a la política nacional, convirtiéndose con el paso de los años y de los cargos en uno de los principales ejes del oficialismo. En los últimos cambios gubernamentales Maduro le entregó el poder petrolero desde el Ministerio de Energía.

De ascendencia libanesa, es considerado como el hombre clave en las relaciones con Irán y con Hízbulá, lo que le ocasionó que Estados Unidos le incluyera en 2019 entre los hombres más buscados. Su ‘cabeza’, al igual que la de Cabello, tiene precio: diez millones de dólares frente a los 15 en que se valoró la captura de Maduro.

El aluvión de dirigentes chavistas contagiados no se detiene sólo entre los cargos políticos. En las últimas horas se ha conocido que el Covid-19 también avanza a toda velocidad entre las filas de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), que hasta hace muy poco parecía indemne ante la pandemia que azota el continente americano. “Tenemos un grupo importante de oficiales y tropas contagiadas, más de 160 efectivos que han estado acompañando a las brigadas de salud casa por casa que ha ordenado Nicolás Maduro”, confesó el general Vladimir Padrino López en el acto de transmisión de mando a los nuevos comandantes, realizado en el Ministerio de la Defensa, en Caracas.

El ministro de Defensa, que ha salido victorioso del pulso mantenido contra Cabello en la batalla de los ascensos, reconoció que la mayoría de los contagios se han producido en la frontera, durante la atención a los emigrantes que regresan al país. Estos venezolanos son obligados a permanecer al menos dos semanas en una especie de campos de confinamiento, denunciados por su falta de salubridad y malas condiciones.

El Gobierno reconoce hasta ahora casi 9.000 contagios y 83 muertes, cifras que expertos y el Parlamento democrático aseguran están adulteradas, tal y como ocurre con todas las estadísticas sanitarias desde hace cinco años.

Mientras tanto, tanto en el Zulia como en Lara siguen falleciendo médicos, más de una docena según los gremios locales. Venezuela extenderá un mes más el estado de alarma para controlar el brote del coronavirus. La propaganda bolivariana se ha visto obligada a suprimir los cantos de victoria sobre la pandemia ante el avance del llamado “virus colombiano”, una forma de eludir las constantes críticas por el derrumbe de los hospitales del país.

Fuente Elmundo.es

Comentarios