Internacionales

Cuatro palestinos y dos soldados israelíes muertos en Cisjordania

cargando anuncio

En una escalada de violencia en la región, un palestino mató a tiros a dos soldados israelíes y en respuesta, el ejército israelí mató a cuatro palestinos.

Cuatro palestinos y dos soldados israelíes muertos en Cisjordania

En una escalada de violencia en la región, un palestino mató a tiros a dos soldados israelíes y en respuesta, el ejército israelí mató a cuatro palestinos.RAMALLAH, CISJORDANIA. Un palestino mató hoy a tiros a dos soldados israelíes en Cisjordania, horas después de que cuatro palestinos murieron por acción de tropas israelíes en la jornada más sangrienta en esa región en meses, informaron autoridades.

El Ejército reforzó sus tropas en Cisjordania y cerró los accesos a la ciudad de Ramallah, capital económica y administrativa de la región palestina ocupada por Israel, para capturar al atacante que mató a los dos soldados, que se había dado a la fuga.

El ataque llegó horas después de que fuerzas de seguridad israelíes mataran a dos palestinos acusados de recientes ataques.

En otro incidente, un palestino apuñaló hoy e hirió de levedad a dos policías de frontera israelís en la Ciudad Vieja de Jerusalén antes de ser abatido por los agentes.

Horas más tarde, otro palestino murió por disparos de tropas israelíes tras intentar atropellar a un grupo de soldados, acto que dejó un herido leve, en la localidad de Bireh, al noreste de Ramallah, informó el Ejército israelí en un comunicado.

Según el ejército, el agresor que mató a los dos soldados también hirió de gravedad a otras dos personas -una de ellas militar- al bajar de un auto y abrir fuego contra un grupo de militares y civiles en una parada de colectivos cerca de la colonia judía de Ofra.

“Estamos buscando a los terroristas. Los encontraremos”, dijo el Ejército en su cuenta de Twitter.

Luego del ataque, el Ejército levantó puestos de control en todas las entradas a Ramallah, y registraba los autos que ingresaban a la ciudad, sede del gobierno del presidente palestino, Mahmud Abbas, y pedía documentos a los conductores.

El teniente coronel Jonathan Conricus, un vocero militar, dijo que el agresor huyó hacia Ramallah y que las medidas se tomaron para prevenir nuevos ataques.

El portavoz agregó que más fuerzas serán desplegadas en Cisjordania con el objetivo de reforzar la seguridad en las rutas y lanzar una “gran cacería humana” del tirador palestino.

Abbas criticó la escalada de violencia, aunque con críticas tanto a los ataques palestinos, como a las reacciones israelíes.

En un comunicado, la oficina del líder palestino acusó a Israel de crear un “clima” conducente a la violencia mediante sus frecuentes operaciones militares en ciudades de Cisjordania. También acusó a Israel de incitamiento contra él.

“Este clima creado por las frecuentes incursiones israelíes en nuestras ciudades, y el incitamiento contra el presidente y la ausencia de esperanzas de paz, llevaron a esta serie de hechos de violencia cuyo precio pagan ambos pueblos”, dijo la nota.

Israel capturó los territorios palestinos de Cisjordania, la Franja de Gaza y Jerusalén este en una guerra contra países árabes en 1967. Los palestinos reclaman esos territorios para crear su propio Estado.

También hoy, el Ejército israelí mató a dos milicianos palestinos presuntamente responsables de ataques en Cisjordania en los que murieron tres israelíes, incluyendo un bebé-

El movimiento islamista Hamas, que ha sufrido tres ofensivas militares israelíes en Gaza desde 2008, dijo que los dos palestinos eran miembros de su brazo armado, aunque no reivindicó los ataques.

Uno de ellos, de 29 años, muerto en una redada cerca de Ramallah, estaba acusado de herir a tiros a siete israelíes el domingo pasado también una parada de colectivos cercana a Ofra.

Una mujer embarazada de siete meses fue herida de gravedad en el ataque.

Doctores trataron de salvar a su bebé con una cesárea de emergencia, pero murió ayer y fue enterrado en Jerusalén.

El otro palestino muerto por el Ejército era sospechoso de matar a tiros a dos israelíes en octubre en la zona cisjordana de Barkan.

El palestino, de 23 años, fue muerto cuando los soldados trataron de detenerlo cerca de la ciudad cisjordana de Naplusa, informó el servicio de seguridad interno israelí Shin Bet.

Télam

Comentarios