Internacionales

México apuesta reactivar una economía en crisis

Pese a haber sido golpeado con fuerza por el coronavirus, México es uno de los únicos países del mundo que nunca cerró sus fronteras a los turistas durante la pandemia.

México apuesta reactivar una economía en crisis
Playas de México. Foto: AFP

La apuesta de México es reactivar una economía en crisis. Sus playas y su permisividad han atraído a turistas occidentales en búsqueda de sol y libertad durante un año de muchas restricciones.

En México el turismo aporta casi el 9% del PIB. En un país donde no hubo un plan de apoyo económico a las empresas y los trabajadores, el gobierno apostó por no cerrar las fronteras a los turistas. Para entrar a México no se necesita hacer un test ni cuarentena.

Drante la primavera del 2020, el país se tomó muy en serio la primera ola del coronavirus y cerró casi todos sus negocios. El turismo cayó un 90% y el sector perdió cinco millones de empleos.

Traumatizado por esta experiencia, México cambió de estrategia para la segunda ola que llegó en invierno. Decidieron buscar la manera de compaginar restricciones sanitarias y apertura económica.

Para tranquilizar a los clientes, la industria turística mexicana no escatimó ningún esfuerzo. Desarrollaron un protocolo de higiene en cooperación con la Secretaría de Salud. Los hoteles, que funcionan con una capacidad reducida, facilitan los test de Covid a sus clientes al final de su estancia. Los resorts más grandes ofrecen, incluso, paquetes con una habitación casi gratuita para la cuarentena en caso de prueba positiva.

En el caso de los grandes centros playeros del país siguieron recibiendo a los turistas, algunos estados intentaron cambiar de rumbo para impedir que los contagios se vuelvan a disparar durante una de las semanas más turísticas del año.

Comentarios