Internacionales

Navalny dijo que su envenenamiento “expuso la criminalidad de Putin”

cargando anuncio

Al cumplirse dos años del intento de homicidio, el líder opositor dijo que por alguna razón no murió y volvió a culpar al Servicio Federal de Seguridad que funciona bajo las órdenes directas del Kremlin.

Navalny dijo que su envenenamiento “expuso la criminalidad de Putin”

MOSCU. El líder opositor ruso y activista anti-corrupción Alexey Navalny afirmó que su envenenamiento “expuso la criminalidad y la disfuncionalidad del propio (presidente Vladimir) Putin como de su sistema” e insistió en responsabilizar al Kremlin por el hecho del que se cumplen dos años, aniversario que motivó también un pedido de la Unión Europea (UE) para exigir su liberación.

“Es la segunda vez que celebro mi segundo cumpleaños. El día que intentaron matarme. Pero por alguna razón no morí”, indicó Navalny en un mensaje difundido a través de sus redes sociales.

Allí volvió a culpar del envenenamiento al Servicio Federal de Seguridad (FSB), la agencia rusa de seguridad (ex KGB) que está bajo las órdenes del Kremlin. Y afirmó que “nunca se abrió un caso penal” ni “hubo una investigación oficial”.

“Toda esta situación expuso tanto al propio Putin como a su sistema, hasta tal punto que mostró no solo la criminalidad, sino también la disfuncionalidad y el fracaso de su régimen”, apuntó.

Foto: EFE/EPA

El 20 de agosto de 2020, el líder opositor se descompensó durante un vuelo de Siberia a Moscú, lo que forzó un aterrizaje de emergencia en la ciudad de Omsk, donde recibió tratamiento en un hospital local. Según Télam, los médicos rusos que lo vieron aseguraron no haber encontrado rastros de envenenamiento y atribuyeron su estado a problemas de metabolismo.

Sin embargo, dos días después, por solicitud de la familia y de sus colaboradores, Navalny fue trasladado a Berlín, donde fue tratado y dado de alta tras haber llegado en estado crítico.

El envenenamiento se produjo a través de un agente nervioso. La sospecha inicial de que uno de sus objetos personales había sido envenenado antes de su vuelo de Tomsk a Moscú fue confirmada cuando una investigación reveló que el veneno se había aplicado en su ropa interior.

Durante el vuelo mencionado, Navalny enfermó violentamente y fue llevado de urgencia a un hospital en Omsk después de un aterrizaje de emergencia allí, donde se le aplicó un coma inducido. Fue evacuado al hospital Charité en Alemania dos días después. Navalni permaneció en coma inducido hasta el 7 de septiembre, cuando empezó a responder a estímulos verbales. Recibiría el alta el 23 de septiembre, pero continuaría en Alemania hasta completar su rehabilitación física.

El líder opositor ruso Alexey Navalny en su primera aparición pública tras ser envenenamiento. Foto: Instagram

Más tarde, en Enero del 2021, Navalny fue detenido apenas regresó a Rusia. La Justicia que responde a Putin lo condenó por distintos supuestos delitos. La pena más importante fue a 9 años de prisión por el supuesto desvío de fondos donados a organizaciones de lucha contra la corrupción. Navalny rechaza estas acusaciones y las considera políticamente motivadas.

Hace dos meses lo trasladaron a un centro penitenciario de “régimen severo” tras cumplir las primeras semanas de su condena en el centro penitenciario de Pokrov, a 100 kilómetros de Moscú.

En tanto, la Unión Europea pidió la excarcelación inmediata de Navalny, exhortó a las autoridades rusas a cumplir con sus “obligaciones” internacionales en este caso y recordó la necesidad de investigar “con plena transparencia y sin demora” las circunstancias que rodearon al envenenamiento.

La oficina de asuntos exteriores, que encabeza Josep Borrell, lamentó la ilegalización de la organización anticorrupción del opositor y las medidas disciplinarias impuestas contra el opositor en prisión. “Hacemos a las autoridades rusas responsables de la seguridad y la salud de Navalny”, advirtió, según recogió la agencia de noticias Europa Press.

Por su parte, el canciller de Alemania, Olaf Scholz, utilizó el caso de Navalny, “un hombre valiente”, para acusar a Moscú por haber endurecido los controles sobre la sociedad civil tras la invasión a Ucrania en febrero.

“La libertad y la democracia ya estaban en peligro antes. Pero ahora la libertad de expresión está mucho más en peligro y muchos tienen miedo de decir lo que piensan”, expresó Scholz en mensaje de video.

Comentarios