Internacionales

Tribunal Electoral boliviano dispuesto a una auditoria

La presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia, María Eugenia Choque, destacó la disposición del organismo a someterse a cualquier auditoría, ya sea nacional o internacional, sobre el recuento realizado en las elecciones generales del pasado domingo que otorgaron la victoria al actual presidente, Evo Morales, tras una polémica detención en la publicación de resultados y la denuncia de fraude por parte de la oposición.

Tribunal Electoral boliviano dispuesto a una auditoria
Imagen ilustrativa vía Twitter

“Quiero decirle a la población boliviana: pueden hacernos la auditoría la OEA (Organización de Estados Americanos), la Unión Europea (UE) y cualquier organización internacional o política. Estamos abiertos a que nos hagan la auditoría”, afirmó Choque en rueda de prensa recogida por la agencia de noticias oficial boliviana ABI.

Choque remarcó que todo el proceso electoral se realizó bajo dos sistemas, uno de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) y el otro de cómputo oficial y aseguró que ambos estuvieron acompañados por una empresa auditora que emitirá su informe en el curso de los próximos días.

Al margen de estar dispuestos a una auditoría, el TSE está abierto para recibir cualquier denuncia de un supuesto “fraude” y será la sala plena la que analizará y demostrará técnicamente los resultados como también disipará las dudas que se tengan, informó la agencia de noticias Europa Press.

El vocal Idelfonso Condori recordó que los delegados de los nueve partidos que participaron en las elecciones tienen una copia del acta de la votación así como los jurados electorales de cada mesa y por si fuera poco se tomaron fotografías de las actas, lo que deja al descubierto la “imposibilidad de un fraude”, agregó.

El Gobierno solicitó a la OEA una auditoría oficial a las actas de votación de las elecciones generales mediante una carta enviada al secretario general del organismo, el uruguayo Luis Almagro, petición que fue aceptada.

Evo Morales fue declarado ganador de los comicios por el TSE con un 47,09% de los votos, mientras que su principal rival, Carlos Mesa, quedó en segundo lugar con el 36,51% de los sufragios.

La legislación electoral boliviana establece la victoria directa en primera vuelta del candidato que logre más del 40% de votos y diez puntos de ventaja frente a su rival, lo que daría la victoria directa a Morales sin necesidad de la segunda vuelta que exigen la oposición y organismos como la OEA.

Las alarmas saltaron durante la noche electoral cuando el sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) se interrumpió durante más de 23 horas. Al reanudarse, se produjo un cambio a favor del oficialismo que muchos tildan de “inexplicable”.

Más noticias
Comentarios
Policiales
General