Internacionales

Un preso político murió tras desatarse un motín en una cárcel de Nicaragua

Al menos un muerto causó el amotinamiento ocurrido anoche por un grupo de denominados «presos políticos» en la mayor cárcel de Nicaragua, que terminó en un enfrentamiento entre detenidos y policías, según la versión oficial.

Un preso político murió tras desatarse un motín en una cárcel de Nicaragua

Al menos un muerto causó el amotinamiento ocurrido anoche por un grupo de denominados «presos políticos» en la mayor cárcel de Nicaragua, que terminó en un enfrentamiento entre detenidos y policías, según la versión oficial.En el enfrentamiento falleció el reo Eddy Antonio Montes Praslín, de 57 años, quien había sido reportado como desaparecido en octubre pasado y luego apareció en prisión, informó el viceministro de Gobernación, Luis Cañas.

Montes Praslín, quien recibió un disparo mientras forcejeaba con uno de los centinelas, «falleció mientras se le hacían maniobras de reanimación», agregó.El motín ocurrió mientras una misión del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) era atendida por el personal del Sistema Penitenciario Nacional en La Modelo, ubicada unos 23 kilómetros al noreste de Managua, citaron medios locales y la agencia de noticias EFE.

Según Cañas, los denominados presos políticos por la oposición han destruido en los últimos días la infraestructura de la galería penitenciaria provocando la quema de colchones asignados, destrucción del sistema eléctrico, del techo de la galería, malla perimetral y agresión a funcionarios penitenciarios.

Las autoridades no informaron las condiciones en que se encuentran los presos después del amotinamiento.

Tanto la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), como organismos humanitarios locales y familiares, han denunciado que los «presos políticos» son víctimas de trato inhumano y torturas en las diferentes cárceles de Nicaragua.

Diversos grupos opositores y defensores de los derechos humanos sostienen que en Nicaragua existen al menos 809 «presos políticos», de los cuales el gobierno reconoce 468, y los considera «terroristas», «golpistas» o «delincuentes comunes».

Los «presos políticos» son personas que fueron capturadas por participar en protestas contra el presidente Daniel Ortega desde el estallido social del 18 de abril de 2018.

La captura, muerte o desaparición de opositores en los últimos 13 meses, así como el éxodo de decenas de miles que se han marchado al exilio, ha creado la peor crisis de Nicaragua en décadas.

La represión de protestas y otros hechos violentos han dejado 325 muertos, según la CIDH, aunque organismos locales elevan la cifra a 593.

El Ejecutivo reconoce solo 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.

Más noticias
Comentarios

Más de internacionales

Policiales
Espectáculos
General
Internacionales
<