¿Una conspiración contra el Papa?

Categorías: Internacionales.

Palabras destacadas: melloni, pidiendo, elegido, viganò, carlo, arzobispo, ee, ee uu, eeuu, vaticano, iglesia, carta, papa, renuncia, estadounidense, derecha, 20, periodista, domingo, y francisco.
Visibilidad: Destacadas por categoría – Política, Lo Más Leído, y Destacadas en Artículo individual.

Repercusiones de la carta acusatoria del arzobispo Viganò pidiendo la dimisión de Francisco en una batalla contra el Pontífice.

Según la tesis que reflejan importantes periodistas con experiencia en temas vaticanos, una carta que el arzobispo y exnuncio en Washington Carlo Maria Viganó publicó pidiendo la renuncia del Papa Francisco por “haber encubierto los abusos sexuales en la Iglesia” forma parte de una conspiración contra el Papa que se encontraría apoyada por la ultraderecha estadounidense.

El periodista Daniel Verdú publica este domingo un artículo en diario El País en el que destaca lo siguiente:

El timing elegido, la necesaria colaboración y el sesgo ideológico de las acusaciones —con elevadas dosis de homofobia— apuntan a una trama mucho más amplia, que procede directamente de la dañada Iglesia de Estados Unidos y ha logrado organizar, tras cinco años de ataques, a toda la oposición a este papado. Unos 30 obispos (24 en EE UU) han manifestado ya su adhesión a la denuncia, también en celebraciones públicas.

El historiador Alberto Melloni, experto en el Concilio Vaticano II, apunta también hacia esa dirección para situar el epicentro de una guerra política que ya se libra a ambos lados del Atlántico. “Durante la campaña electoral de EE UU, el Papa dijo que quien levantaba muros no era cristiano. Y eso dio un terreno conjunto a la derecha americana y a la derecha fundamentalista europea. … Ese fundamentalismo de la derecha estadounidense comparte un diseño común con la europea basado en una propaganda muy fuerte. Y el único obstáculo entre la propaganda de soberanistas europeos y Steve Bannon [exasesor de Trump e impulsor de una especie de internacional populista en Europa] era la Iglesia católica. No porque sea grande o potente, fuerte o brillante, sino porque representa un factor fundamental como una cultura de la igualdad y de la paz. Viganò es un pequeño punto en este diseño. Es un prelado poco serio y descontento que ha elegido de ser cómplice de esta cosa”, señala Melloni.

La pista de los conservadores de EEUU

El también periodista Reyes Alcaide señala lo siguiente:

“Al igual que la crisis originada en Chile, estos casos de abuso se remontan a 20 o 15 años atrás: son prexistentes a Francisco. El 20 de agosto, The Washington Post lanzó el primer pedido de renuncia. Luego, el domingo 26, cuando el Papa estaba en el segundo día de su viaje por Irlanda, sale una carta explosiva de Carlo María Vigano, exembajador del Vaticano en EEUU, en la que aporta un montón de situaciones sobre las cuales se ha podido comprobar muy poco”.

Reyes considera que el plan para minar la autoridad del Papa comenzó cuando éste lanzó la encíclica Laudato si’, en la que critica fuertemente el consumismo, alerta sobre el calentamiento global y llama a la paz entre los pueblos.

“Esto corresponde a viejas vendettas. Hay grupos que viene criticando a Francisco hace 3 años. No son solo religiosos, sino grupos de la industria armamentística de EEUU, petroleros, financieros y evangélicos”, subrayó. (SUMARIUM.ES)

Leé también: Millonario contrabando de cigarrillos y marihuana 

vb

Comentar