Justicia

Al incluir a Beraldi, “el mismo Alberto Fernández contaminó esta reforma”

cargando anuncio

Para el ex vice de la FACA, Rodrigo Bacigalupi, con la inclusión del abogado de la vicepresidenta, en la comisión de expertos para analizar el funcionamiento de la justicia, “cualquier persona va a sospechar” de una maniobra para garantizar impunidad.

Al incluir a Beraldi, “el mismo Alberto Fernández contaminó esta reforma”

POSADAS. El Dr. Rodrigo Bacigalupi, ex vice de la FACA (Federación Argentina de Colegios de Abogados), opinó sobre la reforma judicial propuesta por el presidente Alberto Fernández, que, entre otras cosas, busca ampliar el número de integrantes de la Corte Suprema de Justicia y licuar el poder de los jueces federales de los Tribunales de Comodoro Py, a través de la creación de nuevos tribunales a cargo de jueces subrogantes.

Bacigalupi corrigió al presidente Alberto Fernández, señalando que no es hace 4 años, sino hace un cuarto de siglo que la política ejerce presión sobre el poder judicial y “la justicia es víctima complaciente” de ese accionar.  

“Es difícil pensar que, con un golpe de timón, se vaya a modificar la situación. La justicia está muy mal, porque ha sido afectada por los sectores de poder y el poder político. No sólo desde hace 4 años, como dijo el presidente (Alberto Fernández). Sino desde hace 25 años. Sobre todo, desde la época del presidente (Carlos) Menem, que echó mano de la Corte Suprema y de la justicia federal”, recordó Bacigalupi, quien apuntó a los “jueces de la servilleta” (de Carlos Corach), “que no tenían esa imparcialidad”.

“La política ha sido el problema. Y la justicia una víctima complaciente de lo que ha hecho”, añadió.

La ‘democratización’ de la justicia de Cristina Kirchner

Por otra parte, Bacigalupi recordó una importante omisión del presidente Fernández, el intento del gobierno de Cristina Kirchner de partidizar la elección y remoción de jueces.(El presidente) omitió considerar la reforma judicial de ‘democratización’ de la justicia que fue rechazada por la Corte. La declaró inconstitucional. (Fue un intento de reforma) que llevaba a que el Consejo de la Magistratura (el órgano de control y destitución de jueces) sea más política aún de lo que ya es, puntualizó.

El problema de juzgados con jueces temporarios

Asimismo, Bacigalupi llamó la atención sobre uno de los puntos más cuestionables de la reforma que impulsa el oficialismo del FdT, el vinculado a las subrogancias.

“Me inquietó que un abogado y profesor de derecho penal admita que los nuevos juzgados que se van a crear en el ámbito penal federal, van a estar llevados adelante, por jueces subrogantes o provisorios. Es lo peor que se le puede hacer a la justicia. Es la partida de defunción a la independencia de un juez. Se habla de que los secretarios de juzgados federal pasaran a ser jueces, al crear dos juzgados a partir de uno. Darle un cargo provisorio a un juez sin pasar por la instancia de designación natural, primero que es inconstitucional. Y segundo es que va a ser un juez totalmente dependiente del poder político”, denunció el abogado.

Dudas sobre Beraldi, el abogado de Cristina en causas de corrupción

Consultado por la inclusión de Carlos Beraldi en la comisión Ad-hoc de especialistas para analizar el funcionamiento de la justicia, el ex presidente del Colegio de Abogados de Misiones, no tuvo medias tintas: “El mismo presidente (Fernández) se encargó de contaminar esta reforma, que podría tener buenos motivos. Imagínense que, en un campeonato de futbol de primera división, la AFA tenga un equipo que compita con los demás clubes. Y que, en medio de un partido, decida cambiar las reglas o los árbitros, porque el partido no le está saliendo como lo espera”, planteó Bacigalupi apelando a una analogía extraída del mundo del futbol.

“Cualquier elemento que se ponga en esta reforma, que tenga algún tipo de vinculación con las causas contra la vicepresidenta (Cristina Kirchner), su familia o personas vinculadas a ella, contamina toda la reforma. (Así) cualquier persona, va a sospechar y decir, ‘acá se está pretendiendo otra cosa’. Es necesario reformar la justicia con el sistema acusatorio, esto le da todo el poder al fiscal (de investigar) y al juez lo hace imparcial para decidir si una causa avanza a un juicio oral o no. Pero ¿por qué contaminar esto con incorporar de actores que tienen una participación activa con procesos actuales donde está metida la política?”, argumentó.

Oyarbide con Garavano

Los jueces federales impresentables y la Corte de Menem

“Lamentablemente, los jueces federales han sido indefendibles. (Norberto) Oyarbide, uno de ellos, ya retirado. En lugar de haberlo enjuiciado en el gobierno anterior, se lo perdonó. Le dieron la jubilación y ahora es un retirado que debe cobrar 500 mil pesos de jubilación. La política se ha portado muy mal con la justicia. Desde 1990 hasta ahora, por lo menos”, lanzó el abogado. “Cuando no hay justicia no hay paz, y no vivimos en paz porque no hay justicia”, se lamentó.

En cuanto a las consecuencias de un incremento de ministros de la Corte Suprema y la posibilidad de que la Corte emita fallos sobre causas en curso, es decir, causas que no tienen fallos en primera, segunda o tercera instancia, Bacigalupi volvió a recordar el ejemplo de Menem y su Corte adicta.

“Lo que hizo Menem, fue demostrativo, el desprestigio de la Corte Suprema (de la mayoría automática), fue evidente. Luego Néstor Kirchner impulsó juicios políticos. Este tipo de justicia, termina así, dura un tiempo hasta que llega el hartazgo. Tendremos 10-15 años de muy mala justicia, arbitrariedades y sobreseimientos por delitos graves. Con Menem pasó eso. (Él) creyó que la ciudadanía no se iba a dar cuenta del mal que le hizo la justicia. Si se hace esto, va a durar un tiempo. Pero a la larga, la gente se da cuenta. La baja calidad institucional que representa una justicia dependiente y parcial, termina desembocando en graves problemas económicos y sociales”, advirtió.

Comentarios