Justicia

Andresito: El hombre acusado de matar a sus padres irá a juicio

La investigación se cerró y ahora resta que en una fecha todavía por determinar, un joven de 24 años vaya a juicio por la muerte de Hilario Kirschner y Mirta Sachser.

Andresito: El hombre acusado de matar a sus padres irá a juicio

COMANDANTE ANDRESITO. El doble homicidio ocurrió el 22 de septiembre del 2019. Lo que en principio se creyó que fue un robo, derivó en un parricidio.

En los últimos días, se conoció que el expediente por el asesinato de Hilario Kirschner (61) y Mirta Sachser (54) fue girado al Tribunal Penal de Eldorado.

Previamente, desde el Juzgado de Instrucción 3, a cargo del Martín Brites, corrieron vista al fiscal Horacio Paniagua para que emitiera opinión sobre si faltaba completar alguna medida de prueba para finalizar la investigación.

Al considerar que ya estaba completada la etapa de instrucción, el fiscal solicitó que el caso sea elevado a juicio. Sólo restaba la opinión de la defensa del acusado, quien no objetó el pedido y, de esta manera, el expediente en su etapa investigativa quedó cerrado.

Ya ante el Tribunal, el joven acusado de asesinar a sus padres deberá responder por los delitos de “doble homicidio agravado por el vínculo y por el uso de arma de fuego en concurso real con portación de arma de fuego de uso civil sin debida autorización legal”.

De acuerdo con lo trascendido, el joven habría sido el autor de los disparos con un rifle modificado calibre 22 con el que se cree acabó con la vida de Hilario y Mirta. Esto ocurrió después de las 19.30 de aquel sábado, puesto que en su coartada explicó que a esa hora había salido de su casa y cuando regresó a las 1.30 del domingo los encontró muertos. 

Sin embargo, había un bache temporal que no supo explicar. Los testigos lo ubicaron después de las 22, pero el muchacho no alcanzó a comprobar dónde estuvo en esa franja horaria de dos horas y media.

También trascendió que el acusado no tenía una buena relación con sus padres. Según indicaron testigos, era difícil de controlar, tenía un temperamento fuerte y solía tomar la camioneta sin permiso, además que faltaban elementos de la casa, hecho que causaba disgustos en el seno familiar.

A la madrugada, el joven avisó a su tío que habían matado a sus padres. El hombre avisó en la comisaría y una patrulla se dirigió a la chacra ubicada a la altura del kilómetro 9 de la ruta provincial 101, en una zona conocida como las 500 Hectáreas. Los cuerpos estaban en la habitación con orificios de bala.

La autopsia determinó que también fueron golpeados con un elemento romo.

Además, los investigadores encontraron un ticket bancario con la extracción de cien mil pesos, dinero que nunca apareció. Luego se supo que una huella del zapato del joven estaba sobre la cama. Cuando le preguntaron, dijo se apoyó para tomar el pulso a su padre. El rifle que estaba en la vivienda nunca apareció y era del mismo calibre que se usó para matar a la pareja. 

La casa estaba desordenada, como si los supuestos ladrones hubieran buscado elementos, pero no la habitación del joven.

La suma de indicios hizo que la policía lo arrestara nueve días después y la Justicia lo imputara por la muerte de sus progenitores.

Comentarios