Justicia

Caso Antúnez Sequeira: el único imputado no declaró y seguirá detenido

cargando anuncio

Se dio inicio a la ronda testimonial en la causa por la muerte del peón rural de 33 años, quien estaba desparecido desde el 4 de enero pasado.

Caso Antúnez Sequeira: el único imputado no declaró y seguirá detenido
Foto: San Vicente Informa

SAN VICENTE. El cuerpo de Marcelo Antúnez Sequeira (33) fue hallado el sábado pasado en un pozo de agua, de aproximadamente 30 metros, ubicado en una chacra en Ruta Nacional 14 Km 978 (a unos 30 kilómetros de la zona urbana).

Por el caso, quedó detenido el patrón de Antúnez, quien es dueño de la propiedad donde encontraron el cadáver.

La investigación comenzó y Juan G. se abstuvo de declarar este viernes ante el juez de Instrucción 3 de San Vicente, Gerardo Casco.

El hombre fue imputado en forma provisoria por “homicidio simple” y seguirá detenido hasta que se resuelva su situación procesal, según lo dictaminó el magistrado.

Pesquisas y allanamientos

Entre el viernes y sábado pasado, los efectivos procedieron a allanar una propiedad ubicada en Picada Zulma km 978 de la RN 14 y se secuestraron documentaciones a nombre de Antúnez Sequeira, una remera, un pantalón de jeans y un par de alpargatas, ropas que vestía al momento de su desaparición para realizar cotejos de ADN.

En el transcurso de la mañana del sábado y con la colaboración del personal de Bomberos Voluntarios de San Vicente, se realizó el segundo allanamiento en otra propiedad, ubicada en Picada El Progreso, donde se halló un pozo de agua de cuyo interior se extrajo parte de un cuerpo. Esta propiedad allanada pertenece a Miguel Planell Lapuente, quien es yerno de Juan G.

Muchas pistas orientaron a la policía hacia el sospechoso, pero la más contundente surgió luego del testimonio del padre de Antúnez Sequeira, quien habría declarado ante las autoridades que el ahora imputado citó a trabajar a su hijo para el 4 de enero de este año. En esa fecha fue la última vez que lo vieron con vida. 

Tras más de un mes de búsqueda en la zona, finalmente los investigadores dieron con un pozo de unos 30 metros de profundidad, donde hallaron el cadáver en avanzado estado de descomposición. El terreno donde estaba el cuerpo era justamente donde el patrón de la víctima lo citó para realizar tareas rurales. 

La autopsia determinó que lo mataron a golpes y presentaba “traumatismo severo de cráneo y de tórax”.

Se presume que el o los asesinos intentaron ocultar el cadáver, sin embargo, un olor nauseabundo podía sentirse en un radio de 100 metros.

Relación conflictiva

Mediante testimonios, los investigadores establecieron que el imputado tenía una conflictiva relación con la víctima. Según la familia, lo acusó de robarle dos garrafas y una máquina de cortar pasto, en tanto, Antúnez Sequeira había amenazado a su patrón con demandarlo laboralmente luego de cinco años de trabajar para él, según manifestó públicamente su padre. 

Estas discrepancias entre el peón y patrón aparecen como posibles líneas investigativas para tratar de esclarecer el móvil del homicidio, según las fuentes.

Comentarios