Justicia

Pablo Fraire: El juicio continuará el lunes con testimonios claves

cargando anuncio

Esta semana, se desarrolló la jornada de debate oral y público en la que se juzga a Gabriel Cristóbal Leal por el homicidio de Pablo Antonio Fraire, ocurrido en el barrio Alta Gracia de Posadas, en noviembre de 2002.

Pablo Fraire: El juicio continuará el lunes con testimonios claves

POSADAS. Este viernes, se desarrolló la cuarta audiencia del debate oral contra Gabriel Cristóbal Leal (43), último acusado en llegar a juicio por el crimen de Pablo Fraire (28), que continuó con la declaración de dos testigos que reconstruyeron cómo fueron las últimas horas del joven. Tras los testimonios, se pasó a un cuarto intermedio hasta el lunes, jornada en la cual se espera la participación de un perito clave en el caso.

Respecto a los dos testigos restantes citados para la audiencia del jueves, no se presentaron al Tribunal Penal 2 de la calle San Martín y 25 de Mayo.

Uno de ellos interpuso y justificó su ausencia con un certificado de salud que lo incluye como parte el grupo de riesgo, por padecer hipertensión y diabetes, patologías de morbilidad según la vigencia del aislamiento social contra la pandemia del coronavirus. El otro testigo se notificó a tiempo de la citación, pero pidió postergar un día su declaración.

Tal como viene sucediendo desde el comienzo del juicio, el testimonio de algunos de los testigos que estaban citados el viernes, finalmente fueron incorporados por lectura. De esta forma, sólo dos personas ingresaron a la sala de debates para dar su testimonio: Enrique Boldú y Rodolfo Ayala, compañero de trabajo y amigo de la infancia de la víctima, respectivamente.

Las declaraciones de ambos permitieron reconstruir cómo fueron los últimos días y, principalmente, las últimas horas con vida de Fraire.

El primero en declarar fue Boldú, quien ante las partes indicó que Fraire había ingresado a trabajar hacía muy pocos meses en el comercio de Aluminios y detalló que el muchacho siempre se encargaba de guardar la camioneta de la empresa a la hora de cerrar, pero ese lunes 25 de noviembre de 2002, dijo que, previo a ello, iba a ir a realizar unas compras.

En el caso de Ayala dijo que ese 25 de noviembre, Pablo le dijo que debía realizar las transacciones con los supuestos vendedores.

Lo que vincula y compromete a Leal con el caso es un cabello suyo hallado en la remera que vestía Fraire. Esa muestra fue sometida a cotejos de ADN que arrojaron compatibilidad con el acusado y esto se transforma en una prueba clave del caso.

Sin embargo, todas esas pericias científicas están cuestionadas por la defensa y este punto será el principal eje de discusión en la nueva jornada de juicio prevista para el lunes.

En audiencias posteriores declararon médicos forenses y genetistas, tanto oficiales como de parte, que intervinieron durante la investigación del caso. Pero el lunes, podría ser trascendental en este aspecto con la declaración de Gustavo Penacino.

“Espero la pena máxima”

Fue la expresión de Florencia Fraire, hermana de Pablo en diálogo con Misiones Cuatro. “Espero la pena máxima, la perpetua para esta persona (Gabriel Leal), tengo todas las certezas que va a ser así. Solo el que pasó por lo mismo puede entender”, manifestó emocionada tras la culminación de la jornada de juicio.

Comentarios