Justicia

Rompió el silencio la última persona que vio a Sofía Herrera

cargando anuncio

Néstor fue la última persona que vio a Sofía Herrera el 28 de septiembre de 2008 en el camping John Goodall, cerca de Río Grande, en Tierra del Fuego.

Rompió el silencio la última persona que vio a Sofía Herrera

Néstor tenía 6 años cuando se convirtió en el único testigo de la desaparición de Sofía y, ahora, con 18, doce años después de aquel dramático día, ratificó sus dichos en la Justicia como la primera vez.

Vi al hombre llevársela de la mano. Ese hombre que se la llevó, estaba en la ruta y nada que ver con el camping”, contó el joven en diálogo con Radio Fuegina.

Es la primera vez que Néstor habla en público y la tercera que declara en la causa que investiga la desaparición de la menor de Tierra del Fuego, cuando tenía apenas 3 años y disfrutaba de un domingo de sol con su familia al aire libre.

El prófugo que busca la justicia por la desaparición de Sofía Herrera. Foto: La Mañana de Neuquén

Cada una de las tres veces que Néstor declaró su descripción respecto del sospechoso fue idéntica, al igual que su relato. Sin embargo, su testimonio no había sido tenido en cuenta porque lo consideraban “poco sólido”, hasta que, la semana pasada, la Justicia pidió la captura internacional del hombre señalado y difundió su foto: se trata de José Dagoberto Díaz Águila, apodado “Espanta la Virgen”, un chileno de 51 años, quien tiene antecedentes con la justicia.

Mucho no me acuerdo porque pasaron bastantes años, sobre todo por la edad que tenía. Me acuerdo que habíamos ido a un día de camping con la familia y que pasó lo que pasó: en un momento salimos a buscar leña y Sofía se había apartado, yo fui con ella y pasaron todas las cosas”, dijo Néstor a un medio de su provincia.

Aunque el joven admitió que con el “transcurso de los años uno se va olvidando”, el momento en que la niña desapareció le quedó grabado como una foto en la memoria. “La seguí y pasó lo del señor, no sé si decirle señor, pasó tal cosa y yo fui a avisar. Fui desalentado. Era muy chiquito, tenía menos conciencia que ahora. Vi algo complicado”, relató.

Esa imagen es la que convive con Néstor desde entonces, al igual que cierta sensación de culpa por no haber podido evitar que Sofía se fuera: “Cargás con mucho porque sentís como una carga de peso bastante grande porque te sentís responsable, una culpa bastante grande. Ya no se puede arreglar. Son otros tiempos y pasó lo que pasó”.

El dato que convenció a la justicia fueguina de solicitar la captura internacional, es que el identikit realizado sobre la base del testimonio del chico (de 6 años y ratificado a los 18) tiene un “75% de coincidencias” con la imagen que se encuentra en la causa, donde investigan a Díaz Aguilar por intento de homicidio.

En esta hipótesis de lo sucedido, los investigadores creen que el chileno podría haber matado a Sofía Herrera para encubrir su secuestro. Está imputado y deberá ser indagado es la de “homicidio criminis causa”.

Comentarios