Justicia

Suspendieron la extradición de Fabián “Pepín” Rodríguez Simón

cargando anuncio

La Justicia de Uruguay suspendió el trámite para definir la extradición de Fabián “Pepín” Rodríguez Simón, el principal operador judicial del gobierno de Mauricio Macri, hasta que se defina su solicitud para ser considerado un refugiado político.

Suspendieron la extradición de Fabián “Pepín” Rodríguez Simón

Así lo resolvió la jueza Adriana Chamsarián, a cargo del área especial en Crimen Organizado en Montevideo, que dispuso que el ex funcionario deberá “constituir domicilio en el país y entregar los pasaportes que pueda tener en su poder” mientras que se dispuso el cierre de fronteras para él “con carácter de urgente”.

Todo sucedió en el marco de la audiencia que tuvo lugar este jueves en los tribunales de Montevideo. Allí estaba citado el ex funcionario a una audiencia clave que debía analizar sobre el pedido de la jueza María Servini para proceder a su captura y extradición.

Luego de ese acto, la justicia local decidió suspender la extradición hasta tanto el gobierno uruguayo defina si le otorga el asilo político que pidió por, supuestamente, ser “un perseguido”.

En tanto, la defensa de Pepín informó y aportó a la causa “la constancia de solicitud de condición jurídica de refugiado ante la Comisión de Refugiados (CORE) y los restantes documentos individualizados en el escrito introductorio”.

El CORE es un organismo de siete miembros, presidido por la Cancillería e integrado por un funcionario de Migraciones, un representante de una universidad, un legislador, dos ONG y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. El organismo tiene un plazo de 90 días para expedirse, plazo en el cual el ex funcionario no puede ser extraditado.

Según las fuentes, la sola petición ya le otorgaría el estatus legal de refugiado hasta que el organismo uruguayo encargado decida si rechaza ese pedido.

Pedido de asilo

“Pepín”, anunció su pedido de asilo político en Uruguay a través de una carta que difundió públicamente. En su misiva dijo que decidió solicitar asilo político porque “ya existe la decisión previa de privarme de mi libertad en cuanto regrese al país”.

No voy a volver a la Argentina hasta que cese la persecución en mi contra. Tengo temores fundados de que si lo hiciera sería privado indebidamente de mi libertad, con peligro para mi seguridad personal, en el marco de causas judiciales amañadas como pretexto para encarcelarme”, advirtió.

Comentarios