Nacionales

Delmonte acusó de misóginos a quienes cuestionaron su vacunación

La modelo de 24 años publicó en su instagram que se la acusó falsamente de haberse “salteado en la fila” para obtener una vacuna contra el coronavirus, y que recibió “todo tipo de comentarios misóginos” por eso.

Delmonte acusó de misóginos a quienes cuestionaron su vacunación

BUENOS AIRES. Antonella Delmonte, la modelo de 24 años, masivamente repudiada por hacerse pasar por personal esencial para acceder a la vacuna contra el coronavirus (Covid-19), publicó un descargo en su cuenta de la red social Instagram en donde desmintió las acusaciones y criticó los “comentarios misóginos” que recibiera tras hacerse pública su oscura vacunación. 

Según Perfil, el fiscal penal de Morón Mario Alberto Ferrario imputó este jueves 15 de abril formalmente a la modelo que pese a no ser persona de riesgo ni estar registrada como trabajadora esencial accedió a la vacuna Sputnik V en un hospital de Merlo.

La causa investiga la posible comisión del delito de “falsedad ideológica”, que contempla penas de hasta seis años de prisión para quien insertara datos falsos en un documento público o privado.

El descargo de la modelo

En su descargo, la modelo escribió: “Mi nombre es Antonella Delmonte. Como todos sabrán tengo 24 años de edad. En los últimos días he sido víctima de una persecución en la que lo menos grave que se me dijo fue que había cometido un ilícito. Fueron muchas las personas que, por imprudencia, utilizaron fotos mías para dañar mi imagen e inventar una historia que no es cierta”, se quejó.

“Agradezco a los periodistas que se interesaron en conocer la verdad, se contactaron conmigo y mis abogados, y se sorprendieron de conocer lo que en verdad había sucedido. Y, como prefiero mantener mi bajo perfil, es que hago públicas estas líneas para dar a conocer mi versión de los hechos”, agregó la modelo acusada de “saltarse la fila” y acceder a una vacuna que escasea y que es indispensable para mejorar las chances de supervivencia de pacientes de riesgo.

“Se me acusa de haber saltado la fila para obtener una vacuna contra el COVID, con todo tipo de comentarios misóginos que lo único a lo que tendieron fue a dañarme por mi condición de mujer”, concluyó la modelo, intentando desviar el eje del debate, de la acción de sacar ventajas al momento de conseguir vacunas a la cuestión de género.

La causa contra Delmonte

La joven, de 24 años, declaró ser trabajadora de la salud. Y de esa manera la inmunizaron en el Hospital Héroes de Malvinas de Merlo. Pero las autoridades sanitarias locales formularon una denuncia penal por la presunta irregularidad.

Según la defensa de Delmonte, probarán que efectivamente trabaja en un centro de salud a través de un certificado laboral. Hasta el momento, no acercaron ese documento a la fiscalía. Ni aclararon que supuesta función cumpliría Delmonte en un centro de salud.

Comentarios