Nacionales

“Quilmes es el Far West, fue legítima defensa”, dijo el abogado de Ríos

El Dr. Hugo Icazati abogado de Jorge Ríos, el jubilado que mató a un ladrón que entró a su casa, sostuvo que su defendido actuó para salvaguardar su vida y la de una vecina. Y puso de relieve la gran cantidad de delitos que se cometen en el partido bonaerense administrado por la camporista Mayra Mendoza.

“Quilmes es el Far West, fue legítima defensa”, dijo el abogado de Ríos

POSADAS. “Para nosotros es un caso de legítima defensa”, subrayó el Dr. Hugo Icazati, el defensor del jubilado Jorge Ríos, quien está acusado de homicidio por exceso en legítima defensa, tras balear y asesinar a uno de los delincuentes que ingresaron por la fuerza en su casa de Quilmes Oeste, el partido bonaerense administrado por la camporista Mayra Mendoza.

“No sabemos si lo van a tener que internar porque se descompensó por todo esto. Por una investigación nuestra, acaban de detener a 2 de los (4 delincuentes)”, remarcó Icazati, en diálogo con MisionesCuatro. Según el abogado, su defendido es un jubilado que “trabajó toda su vida, compró un terreno y levantó su casa. Recibió una paliza bestial, rompieron toda la casa. Se defiende, defiende a su vecina que es su comadre y el termina preso. Y los otros (delincuentes) afuera”, se quejó el abogado.

Según Icazati, Ríos –quien está con prisión domiciliaria–, “no salió a correr a nadie, sino que defendió su propiedad. Es común en el conurbano entrar y matar a jubilados (en ocasión de robo). O darles palizas a jubilados. Ante la ausencia del Estado, uno tiene derecho a defenderse”, subrayó el abogado. En esta línea, Icazati recordó que el fallecido, “ya había cumplido condena por robo calificado”.

Sin embargo, este martes, “familiares amenazaron a periodistas y a integrantes de la familia Ríos, diciendo que (Ríos) dejó huérfano al hijo (del asaltante)”, enfatizó. “Entraron con un arma tumbera, traban en lucha, rompen la cocina, agarra un arma que tenía él, le tiran en la pierna, van a saltar y se escapan. Él sale diciendo no puedo dejar a mi comadre”, dijo el abogado, añadiendo que, según su defendido, llegó a pedirle al asaltante que no se levante porque no quería dispararle.

Por otra parte, Icazati apuntó a las erráticas e ineficientes políticas de seguridad en la ciudad de Quilmes, que desembocan en este tipo de casos. “Acá hay muchos robos. Quilmes Oeste es el Far West (‘Lejano Oeste’). Hay una política en seguridad errática y fracasada”, bramó el abogado, pidiendo un endurecimiento de las penas.

Cabe recordar que Ríos había sido sorprendido por los ladrones mientras dormía. Lo golpearon y lo amenazaron con un destornillador para que les entregara el dinero. Fue entonces cuando el hombre buscó la pistola calibre 9 milímetros que guardaba en su vivienda y disparó al menos seis veces.

Todos los delincuentes huyeron al escuchar los tiros excepto Franco Moreyra, de 26 años. Por razones que son materia de investigación, se sentó a metros de la casa. Según se pudo observar en las cámaras de seguridad, Ríos salió a buscarlo, forcejearon y se produjo el disparo que le quitó la vida al joven.

Comentarios