Nacionales

Una mujer llegó tarde al médico, perdió su turno y rompió todo

cargando anuncio

Una cámara de seguridad ubicada en el centro médico de la ciudad de Trelew captó el ataque de furia de la paciente.

Una mujer llegó tarde al médico, perdió su turno y rompió todo

El martes a la mañana dos mujeres ingresaron a un centro médico de imágenes de la ciudad de Trelew en donde una de ellas debía hacerse una resonancia magnética. Cuando les informaron que habían perdido su turno por llegar con 40 minutos de retraso, la que iba de acompañante reaccionó con furia y el ataque quedó grabado por una de las cámaras del consultorio.

Los profesionales solo pudieron observar incrédulos a la enojada mujer sin atreverse a intervenir y correr el riesgo de quedar en su “línea de fuego”. Rompió parte del sistema informático, un monitor, vidrios, floreros y hasta tiró al piso el dispenser de agua. Después, sin dejar de insultar al personal, dejó a su amiga sentada en la sala de espera, se subió a su auto y se fue del lugar.

Mientras todo esto ocurría, un llamado a la línea de emergencias de la Policía advirtió sobre el rapto de locura de la mujer y minutos después los efectivos llegaron hasta el centro de salud ubicado en calle 28 de julio y Pecoraro.

El video de la cámara de seguridad fue clave para los investigadores para reconstruir el violento episodio e identificar a la agresora, que sería una vecina de la ciudad de Puerto Madryn.

Familiares de un nene con convulsiones agredieron a médicos luego de que demoraran en atenderlo por el “protocolo COVID-19”

Otro episodio violento ocurrió a mediados del año pasado en el Hospital Iriarte de Quilmes, después de que un grupo de personas que había ingresado por guardia con un chico que había sufrido convulsiones reclamara a los gritos y patadas que lo atendieran.

Al parecer, los familiares del paciente consideraron que los médicos demoraban mucho tiempo en prepararse para atenderlos cumpliendo con el protocolo que rige por la pandemia de coronavirus y en lugar de seguir esperando rompieron a patadas la puerta que los separaba.

“Nada justifica la violencia”, dijo entonces a TN el director del hospital, Juan Fragomeno (M.P.27069), quien remarcó que los agresores corrieron a los médicos y a las enfermeras con la intención de pegarles y que los profesionales “tuvieron que esconderse en una habitación”.

“Rompieron puertas, tiraron sillas y se retiraron”, relató el director sobre la violenta secuencia que dejó las consecuencias a la vista. Pero a pesar del mal momento, también señaló que no hubo lesiones físicas: “Solamente el shock por la agresión”. Por otra parte, Fragomeno insistió en que estas agresiones son comunes en los hospitales y reforzó la necesidad de mejorar la seguridad de los trabajadores, informó el portal TN.

Comentarios