Opinión

El Peronismo Berreta

Por Walter Anestiades

El Peronismo Berreta

Desde la entronización de Juan Domingo Perón en el poder, hace más de siete décadas, politólogos, escritores e historiadores vernáculos y foráneos han intentado explicar y clasificar al movimiento que fundó. Que de derecha, que de izquierda, que de centro, que fascista, que socialista, que revolucionario, que conservador, etc., etc., etc. Por lo actuado en los gobiernos que usaron su nombre, su partido, sus citas, su pueblo y su recuerdo, puede decirse que tras la muerte del líder aquél lunes 1º de julio de 1974, desde entonces predomina otro tipo de peronismo: el berreta.

Hoy por hoy cualquier gil hace la “v” de la victoria, se saca una selfie, la sube a las redes sociales, y la va de peronista. Cualquiera usa palabras como “cipayo”, “oligarca” o “vendepatria” sin haber pasado de leer las solapas de los libros de Jauretche. Se llenó de gente que, como decía Borges “se hacen los peronistas para pasarla bien”.  Se trata de llegar al gobierno y tener un puestito por acá, otro puestito por allá. Pauta oficial por ahí. Asesoría por aquí. Titularización docente sin más méritos que aplaudir a la jefa. Contratos que se ligan. Y familiares en el estado. Total, ya sabemos que la plata del estado la pone Dios.

Recuerdo cuando llegué a Misiones en 2005 y me radiqué en Oberá. Empecé a hablar de Perón en la radio y puse al aire la marcha por don Hugo Del Carril. El dueño de la emisora me preguntó si estaba loco, a favor de que el intendente Rindfleisch había montado una campaña bien “gorila” en donde a su antecesor, “Rolo” Dalmau, no se lo podía ni nombrar en la calle. No me importó nada y me enfrenté al establishment local. ¿Qué decían por aquellos días tantos peronistas obereños que ahora sí se pueden expresar? No lo sé. Era difícil escucharlos cuando hablaban desde abajo de la cama

A ver. Repasemos un poco.

En Misiones, por ejemplo, Néstor Kirchner, con el cuento de la transversalidad, sacó al justicialismo de la cancha y lo mandó a la tribuna. Hoy es un sello de goma y segundón de la renovación con Rafael Pereyra Pigerl de titular. Abundan los que dicen ser peronistas pero fueron cooptados por Carlos Rovira. ¿Peronistas de Rovira, Passalacqua y Closs? ¿Se puede ser más contradictorio?

Ni hablar de los patéticos antipuertistas a los que conocimos trabajando políticamente con Ramón Puerta. O los aún más patéticos antimacristas, a los que conocimos trabajando políticamente con Mauricio Macri.

Perón fue Perón y así quedó registrado en el imaginario popular por llevar adelante una política de justicia social sin parangón en nuestra historia. ¿Qué tendrá que ver eso con las hambreantes gestiones de Cristina Kirchner? No se sabe. Y la caterva de fanáticos que la defienden lo saben menos. No tenemos el “peronómetro”, pero sí el “boludómetro” y a algunos les marca muy mal. Porque para creerse que en el Frente de Todos no pueden dormir de noche pensando en lo mal que te va la vida a vos, hay que pasarse de ingenuo.

Carcomidos por una realidad que no quieren ver, algunos postulan que el Frente de Todos es mucho más que el kirchnerismo. Y que será Alberto y no Cristina quién maneje la cosa. A ver, pregunta con múltiple choice. ¿Cómo llegó Alberto Fernández a ser candidato a presidente? A-Lo puso la Divina Providencia. B-Ganó una interna. C-Lo nombró Cristina Kirchner. Un alto porcentaje de los candidatos a diputados nacionales que integran las listas del Frente de Todos son de “La Cámpora”. Por ejemplo en Misiones, con María Cristina Brítez. ¿A quién reconocerán como jefa estos muchachos? ¿Al tío Alberto o a Cristina?

Dicen que Alberto es moderado y Cristina es dogmática, pero que él sabrá llevarla.  Mejor no hacerle mucho caso a lo que diga Alberto. Fue él quién la trató públicamente de “psicópata” (persona con un trastorno antisocial de la personalidad, que se manifiesta de forma agresiva, pervertida, o a través de comportamiento amoral sin empatía ni remordimientos).

Vos que decís que sos peronista y votás al kirchnerismo. ¿Ya te “metiste la marchita en el culo” como te mandó Aníbal Fernández?

Vos que sos misionero y agricultor. ¿Te considerás un “gringo pata sucia” como te calificó Guillermo Moreno?

Suele traerse a colación aquél reportaje al Perón exiliado en Madrid, cuándo le preguntaron cómo se componía políticamente la sociedad argentina y respondió: “Bueno, hay un veinticinco por ciento de radicales, un veinte por ciento de conservadores, un quince por ciento de socialistas, un diez por ciento de comunistas….”, y el periodista lo interrumpió para repreguntarle:”¿Y los peronistas”. “Ah no. Peronistas son todos”, remató el general.

¿En qué se basan para postular que un nuevo gobierno kirchnerista traería la prosperidad deseada? Cristina Kirchner dejó el gobierno con un treinta por ciento de pobres (además escondidos con la desaparición del INDEC). ¿Dónde estuvo la justicia social? ¿Eso fue peronismo?

La gestión económica de Macri ha sido irrefutablemente desastrosa, que va! Pero, insistimos, con sus antecedentes económicos y sociales ¿realmente te creés que el kirchnerismo lo va a hacer mejor? ¿No podía el peronismo armar una opción republicano, con dirigentes respetables-que los tiene-a los que se pueda votar?  ¿Por qué no apoyar, por ejemplo, a la dupla Lavagna-Urtubey?  No, la pifiaron feo. Solo quieren ganar, algo que les sirve a ellos, pero no sé si te va a servir a vos. Porque con los pobres dejados por Menem, Duhalde y los “K”, con Alberto Fernández haciendo de muppet de Cristina Kirchner y “La Cámpora”, con Pichetto de candidato a vice de Macri, con los señores feudales que hambrean a sus provincias y municipios, con pueblos atrasados y funcionarios prósperos, con sindicalistas millonarios y trabajadores por debajo de la línea de pobreza, con chicos que no saben lo que es tomar un vaso de leche en el país de las vacas (con tantos tambos cerrados durante el kirchnerismo), con tanta carencia de ácido fólico, con tantos “peronistas de Rovira” y con tanto miserable defendiendo su carguito poniendo los deditos en “v” en su Facebook para que los vea el que los acomodó, sospechamos que Perón, en este 2019, respondería otra cosa.

Que peronista, ya no queda ninguno.

Más noticias
Comentarios

Más de opinion

Policiales
Nacionales