Opinión

Que 20 años ¿no es nada?

Las dos décadas de gobiernos renovadores dejaron su huella en Posadas, una ciudad que parece estancada en el tiempo y con los mismos problemas estructurales de siempre.

Que 20 años ¿no es nada?

Las dos décadas de gobiernos renovadores dejaron su huella en Posadas, una ciudad que parece estancada en el tiempo y con los mismos problemas estructurales de siempre.Quizás la frase aplique en la letra del gran tango de Gardel, pero sin dudas para los posadeños fue más que suficiente. Las dos décadas del gobierno Renovador están a la vista de todos. Por ejemplo, cuando llueve en Misiones, especialmente en Posadas.

La basura en la calle, los caminos en mal estado, la falta de canalización de los arroyos y la cantidad de asentamientos irregulares, entre otros factores dan cuenta de las falencias del oficialismo.

A simple vista se observa la falta de trabajo del Estado, desde los municipios hasta los organismos provinciales que tienen responsabilidades con la infraestructura de las ciudades.

Está claro que la suma del poder público y el manejo absoluto de todas las instituciones no fueron suficientes para evitar que las ciudades se inunden.

Algunos podrán pensar que evidentemente 20 años no alcanzaron para realizar las obras de infraestructura necesarias, por eso quizás vuelven a pedir el voto a los ciudadanos.

Sin embargo, los menos “optimistas” podrían especular con la posibilidad de que los barrios más humildes no son la prioridad de los gobernantes actuales.Esta es la cuestión. Esto es lo que se vota el próximo 2 de junio en Misiones y en los pueblos, como en Posadas.

Esta última tormenta nuevamente provocó caos en la ciudad de Posadas, los barrios y los vecinos se volvieron a inundar, pero además fue penosa la situación que atravesaron los maestros y alumnos de la escuela 122 del barrio San Marcos.

“A confesión de parte, relevo de pruebas”, dicen los abogados. El drama que se vivió en esa escuela es la confesión de un gobierno ausente.

“La educación a la misionera”, dice el gobernador Hugo Passalacqua. Quizás se trate de eso.

La publicación de Misiones Cuatro con el título: “Maestras rescataron a niños de escuela inundada” da cuenta del vergonzoso abandono. Es que en el programa TVA se mostraron imágenes que grafican el momento en el que comienza a ingresar agua a raudales dentro de esa escuela.

“Los vecinos y vecinas del lugar, junto con las maestras, tuvieron que rescatar a niños de los niveles iniciales, en brazos y “a caballito”, debido a la gran cantidad de agua que ingresaba en el inmueble”.

“Pérdidas totales y riesgos por el daño a las instalaciones eléctricas por el temporal y el anegamiento en la escuela. Por fortuna, no hubo que lamentar lesionados”, describe Misiones Cuatro.

Siempre en época de campaña electoral aparecen todos los funcionarios, pero en este caso, ni siquiera eso.

XP.

Más noticias
Conversación
Policiales
Nacionales
General