Policiales

Crimen de Guirula: tras 4 años, la familia espera el juicio

“No puedo entender tanta crueldad”, expresó Nora Acosta –viuda del albañil Carlos Guirula-, al recordar el momento en el que vio el cuerpo de su esposo. Ayer se cumplieron cuatro años y la familia espera el juicio, mientras los policías acusados están en libertad. Guirula fue detenido el 19 de julio de 2014 en un motel posadeño y luego asesinado a golpes mientras era trasladado hasta la comisaría.

Crimen de Guirula: tras 4 años, la familia espera el juicio

“No puedo entender tanta crueldad”, expresó Nora Acosta –viuda del albañil Carlos Guirula-, al recordar el momento en el que vio el cuerpo de su esposo. Ayer se cumplieron cuatro años y la familia espera el juicio, mientras los policías acusados están en libertad. Guirula fue detenido el 19 de julio de 2014 en un motel posadeño y luego asesinado a golpes mientras era trasladado hasta la comisaría.POSADAS. Este jueves se cumplieron cuatro años de la muerte del albañil Carlos Raúl Guirula. Su esposa, Nora Acosta dialogó con Misiones Cuatro y se refirió a la libertad de los policías acusados, “No nos gustó mucho, pero bueno, si la Justicia dice que ellos pueden estar afuera no me opongo. Ya está todo para elevar a juicio y estamos esperando la fecha”, manifestó.

La mujer recordó el momento en el que se enteró de la muerte de Guirula y cuando logró ver el cuerpo, “Estaba muy maltratado su cuerpo, me dolió mucho verlo así. No puedo entender tanta brutalidad”, señaló.

Acosta destacó el rol como padre de Carlos Guirula, “Trabajaba por nuestros chicos, era un buen padre, todos los viernes o sábados cuando cobraba se preocupaba por comprar lo que querían comer”, reveló.

El Hecho

El crimen de Guirula fue cometido en la madrugada del 19 de julio de 2014. El albañil había ingresado al motel ubicado sobre la avenida Andresito junto a dos amigos y dos prostitutas, pero mientras se retiraban mantuvo una discusión con un empleado del lugar.

En esa instancia, se produjo un situación violenta por lo que el conserje decidió llamar a la Policía. Al lugar acudieron varios patrulleros, pero los uniformados se toparon con la resistencia de Guirula.

Esto derivó una tunda de golpes en el rostro y patadas -cuando ya estaba en el suelo- que minutos después le provocaron la muerte.

De allí fue trasladado hasta la Comisaría Decimotercera en la caja de un patrullero Toyota Hilux, pero llegó sin vida.

En la seccional, arrastraron el cadáver hasta una canilla donde le limpiaron las manchas de sangre y también lavaron la caja de la camioneta. La autopsia estableció después que Guirula sufrió la rotura de nueve costillas y la perforación de sus pulmones.

Más noticias
Comentarios

Más de policiales

Policiales
Nacionales