Policiales

Apremios ilegales contra un veterinario de San Ignacio

cargando anuncio

Justo Hernández denunció que fue víctima de una irracional golpiza por parte de la policía. El hecho ocurrió en la Terminal de Ómnibus en medio de un confuso episodio cargado de violencia institucional. Le rompieron la boca y tiene golpes en todo el cuerpo. “Casi me matan”, aseguró.

Apremios ilegales contra un veterinario de San Ignacio

Justo Hernández denunció que fue víctima de una irracional golpiza por parte de la policía. El hecho ocurrió en la Terminal de Ómnibus en medio de un confuso episodio cargado de violencia institucional. Le rompieron la boca y tiene golpes en todo el cuerpo. “Casi me matan”, aseguró.Un veterinario de 60 años, vecino de San Ignacio, denunció que fue víctima de apremios y lesiones por parte de policías de esa población el domingo durante la tarde.

Se trata de Justo Hernández, quien relató que el violento episodio ocurrió en la terminal de ómnibus, donde se encontraba con un amigo en el momento en que fue interpelado por otra persona.

Intentando aplacar la escaramuza, el veterinario recurrió a efectivos que se hallaban en el lugar. Según Hernández resultó que el hombre en cuestión era amigo de los policías y éstos reaccionaron golpeándolo salvajemente.

Posteriormente fue trasladado en un patrullero, donde los uniformados continuaron con la paliza hasta llegar al hospital. Allí, volvieron a castigarlo estando esposado. “Casi me mataron, primero en la terminal y después en el hospital”, contó la víctima a MisionesCuatro.

En el nosocomio también fue agredida por los mismos policías, su esposa Alicia Infuleski, quien acudió al lugar cuando se enteró de la agresión que sufrió su marido.

Y como si ello fuera poco, Hernández terminó procesado por supuesta “resistencia a la autoridad”.

La causa se ventila ahora -por razones de jurisdicción- en un Juzgado Penal de Posadas.

vb

Comentarios