Policiales

Bebé asesinado y enterrado: dieron prisión preventiva a los padres

El cuerpo sin vida del pequeño fue hallado el 12 de enero a orillas de un arroyo, la autopsia determinó que murió a causa de golpes en la cabeza.

Bebé asesinado y enterrado: dieron prisión preventiva a los padres

GENERAL SAN MARTÍN. La jueza Correccional y de Menores de Oberá, Adriana Zajaczkowski, estableció la prisión preventiva para Micaela Karina D. S. y Oscar Héctor D. S. por el delito de “homicidio calificado agravado por el vínculo” cometido contra Oscar D. S., el pequeño hijo de ambos.

El dictamen fue notificado el pasado 19 de abril, debido a esto en los próximos días la imputada será trasladada la Unidad Penal V de Mujeres de Posadas. Mientras que todavía se desconoce el destino que tendrá su exconcubino, aunque desde el Servicio Penitenciario Provincial anticiparon que podría ser alojado en la Unidad Penal VIII de Cerro Azul.

Cabe remarcar que por el momento ambos se abstuvieron de declarar en la indagatoria. Por su parte la mujer acusada cuenta con la asistencia de una abogada particular, mientras que Oscar Héctor D. S. cuenta con los servicios de la defensoría oficial.

Los hechos

El cuerpo, que llevaba al menos cuatro días sin vida, fue encontrado en una zona de monte en General San Martín, y por las declaraciones de la madre todo indica que sus progenitores fueron los responsables de su muerte. La autopsia señaló que el bebé de sólo cuatro meses tenía el cráneo roto, producto de los golpes a los que fue sometido y le provocaron la muerte.

Luego de que la mujer confesara que su concubino fue el autor del hecho, ambos fueron detenidos por efectivos de la Unidad Regional II, se espera que en los próximos días el padre de 32 y la madre de 23, sean indagados por la Justicia. Por el momento la pareja está imputada por el delito de “homicidio agravado por el vínculo”, que prevé penas de prisión perpetua, en la causa interviene el Juzgado de Instrucción 1 de Oberá.

El caso salió a la luz cuando una publicación en una red social que solicitaba información sobre el paradero del pequeño alertó a una de las tías, que en primera instancia sospechó que la madre pudo haberlo vendido y se acercó a la policía para ubicar al niño.

Investigadores de la UR-II iniciaron una investigación y dieron con la madre, que desde el 8 de enero se encontraba presa por un delito de robo calificado en grado de tentativa ejecutado en General Alvear. Por el hecho fue liberada el lunes pasado, y en ese momento la policía con ayuda de su hermana la interrogaron para que dijera dónde estaba su pequeño hijo.

Ante la presión, la mujer no resistió y declaró que su concubino lo había matado y con su ayuda lo enterraron, previamente envolvieron el cuerpo con una manta. Luego acompañó a los uniformados hasta el monte y les indicó que al otro lado del curso de agua y a pocos centímetros de la superficie, estaba enterrado su hijo.

Comentarios