Policiales

Chofer admitió haber estado en el lugar donde murieron los motociclistas

El juez de instrucción 3, Fernando Verón, ordenó que se le tome declaración “testimonial” a Emanuel Matías M. F. (33), quien conducía el camión recolector Volkswagen en la zona en la que Hugo Armentano (33), apareció muerto con el cráneo destrozado pese a llevar el casco puesto y donde Matías Cáceres (23), quedó moribundo con brutales heridas.

Chofer admitió haber estado en el lugar donde murieron los motociclistas

POSADAS. Tras las denuncias públicas de familiares de Hugo Armentano (33) y Matías Cáceres (23), que acusan a un camión recolector de residuos de la municipalidad de Posadas, de atropellar y matar a los dos motociclistas, se conoció que el chofer Emanuel Matías M. F. (33), admitió en su declaración testimonial ante el juzgado de instrucción 3, que estuvo en el lugar del siniestro fatal este domingo, alrededor de las 0.15 hs., en la avenida Quaranta y calle 152.

De acuerdo con información que se filtró y llegó a MisionesCuatro, el chofer declaró que ante el juez de instrucción Fernando Verón, que las 0.15 horas del domingo, se encontraba circulando por Avenida Cocomarola al mando del Camión Recolector de marca Volkswagen Interno N°255 , en compañía de tres ayudantes, en dirección Norte – Sur.

Según la declaración del chofer, se dirigía a la Planta Recicladora AESA. Al llegar a la altura de la entrada del Club Tenis Pora, escucha un fuerte impacto y al observar por el espejo retrovisor de su lado, ve dos motocicletas caídas en el asfalto. Siempre según la versión de Emanuel Matías, se detuvo unos metros más adelante, y nuevamente observó por el retrovisor a fin de visualizar el accidente.

Fue entonces, de acuerdo con su testimonial, cuando divisó que varios vehículos habían frenado por el siniestro, en el que según él, no había participado. Al ver a varias personas en el lugar, continuó con el recorrido hacia la Planta Recicladora.

El chofer que vio algo y no vio nada

Siguiendo con el relato del chofer, vio motocicletas “circulando a alta velocidad en su sentido contrario” (Sur – Norte) y luego de haberlo sobrepasado, “escuchó un fuerte impacto”.

Asimismo “no diviso motocicleta o vehículo alguno, circular detrás del camión. Una vez que llegaron a la Base de Servicios Públicos, este le informó sobre el accidente que divisó al capataz Orlando Rodolfo B., quien se encontraba a cargo del turno de esa noche”, declaró el chofer acusado por las familias de las víctimas de haber atropellado y aplastado a los motociclistas fallecidos y de causarle graves lesiones a una tercera persona –que iba con Armentano.

Por su parte, en declaraciones al juez, el capataz mencionado, Orlando Rodolfo B. (55), ratificó lo mencionado por el chofer.

La extraña actuación de la Justicia

Asimismo, también trascendió que el camión recolector interno 303, presentaba rotura de un faro delantero, pero el juez habría ordenado “que se proceda al quite del precinto colocado” en el vehículo, “quedando nuevamente autorizado para el servicio”.

Nótese que puede tratarse de un camión involucrado en un siniestro en el que murieron dos motociclistas y en el que otro joven, Ernesto T. (23), sufrió graves lesiones y está internado en el Hospital Madariaga. Puede decirse que las pericias están incompletas o que el juez creyó en la versión de estos posibles implicados y no avanzó sobre la hipótesis del atropellamiento.

Por otra parte, llama la atención que el juez Verón tome declaraciones únicamente al chofer y al capataz, y no llame a declarar a los otros tres empleados que iban en el camión recolector.

Una curiosa versión de la Jefatura

Supuestamente la policía científica estuvo investigando el siniestro, pero en el primer parte oficial de la Jefatura “informando” sobre el hecho, no se menciona que Armentano sufrió un traumatismo de cráneo con pérdida de masa encefálica, teniendo el casco colocado, como lo denunció Verónica Armentano, la hermana de la víctima.

Este tipo de lesión, como la fractura expuesta de una pierna y las gravísimas lesiones que sufrieron Cáceres y Ernesto, son compatibles con el atropellamiento de un vehículo de gran porte, como un camión recolector de residuos.

Sin embargo, de acuerdo con el primer parte oficial de la Jefatura, se trató de un “choque de motos”. A posteriori, cuando las familias salieron a revelar detalles del siniestro y la presencia de testigos que vieron al camión involucrado, desde la Jefatura informaron que se secuestró un camión municipal.

Las imágenes de la cámara de seguridad que complican al chofer

En tanto, en las últimas horas se difundieron imágenes de una cámara de seguridad que muestran que el camión pasó por el lugar. De hecho, las imágenes parecen fortalecer la hipótesis del atropellamiento y abandono de personas.

Es más, de la declaración “testimonial” del chofer, se desprende que el rodado de gran porte estuvo en el lugar prácticamente en el momento del siniestro. Pero además, la presencia del camión, puede relacionarse con el tipo de heridas que sufrieron las víctimas, que difícilmente puedan ser el resultado de un “choque de motos”.

Para la jefatura, el caso parece estar cerrado con la versión del choque entre los rodados, es decir, exculpando al municipio de toda responsabilidad civil y penal. Pero las familias mantienen sus denuncias contra el chofer del camión municipal. Y posiblemente van a ir a la justicia como querellantes.

Más noticias
Comentarios
Policiales
Nacionales