Policiales

Condenaron a cura pedófilo cercano al Obispo Martínez

cargando anuncio

Néstor Monzón, fue sentenciado a 16 años de cárcel por abusar de un niño y una niña en la ciudad santafesina de Reconquista. Se trata de un allegado del obispo de Posadas, Juan Rubén Martínez, que fue acusado por el fiscal de la causa, por amenazas.

Compartir
Compartir articulo
Condenaron a cura pedófilo cercano al Obispo Martínez

RECONQUISTA, SANTA FE. El pasado 18 de Diciembre, la justicia santafecina condenó al cura Néstor Fabián Monzón a 16 años de prisión por abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de los ataques, y calificado por ser el imputado, ministro de un culto reconocido, en perjuicio de un niño y una niña.

Para la justicia, está probado que el cura pedófilo abusó de un niño y una niña. El escandaloso y resonante caso, tiene repercusiones en Misiones, porque Monzón es un cura muy allegado al Obispo José Rubén Martínez y porque este último, está acusado de coacción por parte del fiscal de la causa.

Luego de las denuncias por los abusos y acorralado por las pruebas y la declaración de la víctima en Cámara Gesell, el padre Monzón fue detenido, el pasado 19 de abril de 2016. Un día después, durante la audiencia para notificarle los cargos al acusado, Martínez irrumpió en los tribunales de Reconquista, en respaldo a su amigo.

Martínez fue obispo de Reconquista, cargo eclesiástico que ejerció entre 1994 y 2000, año en que se produjo su traslado y nombramiento como obispo de Posadas.

Denuncia por coacción contra el Obispo Martínez

Según consigna LVM, Martínez viajó muy temprano, aquel miércoles 20 de Abril, para estar a primera hora en los tribunales de Reconquista. El Obispo se entrevistó con el fiscal de la causa, que se llama igual que él: Rubén Martínez. Pero la reunión no parece haberse dado en buenos términos. De hecho el fiscal aseguró haber sido amenazado y hostigado por el obispo, y lo denunció penalmente por coacción.

Ahora, luego de la contundente condena al cura Monzón, la causa penal contra el Obispo Martínez podría seguir su curso y hasta lograr que declare en sede judicial. El entonces fiscal Martínez ascendió y actualmente es jefe de los fiscales.

Luego de la lectura del fallo condenatorio en primera instancia, el cura pedófilo salió caminando de los edificios de Tribunales, libre, hasta que se resuelva un pedido para su inmediata detención basada en el riesgo de fuga que planteó la querella. La condena del juicio Canónico llegó ratificada desde el Vaticano.

El aberrante caso contra el cura Monzón

La causa por abuso sexual agravado contra Néstor Monzón, se inició hace unos cuatro años cuando, se concretaron las denuncias penales. Por entonces, el amigo del Obispo Martínez, estaba al frente de la parroquia María Madre de Dios.

Los jueces Claudia Bressán (presidente), Santiago Banegas y Martín Gauna Chapero, dictaminaron en forma unánime que Monzón es culpable de abusar sexualmente de un niño de un año y otra niña de 3. Pero también de contagiado a la niña con una infección de transmisión sexual.

Según indica Télam, los fiscales Alejandro Rodríguez y Juan Marichal, que consideraron probadas las acusaciones, solicitaron al tribunal una pena de 12 años de prisión, mientras que los querellantes Andrés Ghio, Andrés Ramseyer y Luciana González pidieron una condena de 16 años. Finalmente, el tribunal se inclinó por el pedido de la querella.

Por su parte, el abogado defensor del cura, Ricardo Degoumois, consideró que no fue probada la responsabilidad de su cliente y pidió la absolución por considerarlo inocente o, en su defecto, por el beneficio de la duda.

La primer denuncia de una de las víctimas

La denuncia fue realizada el 23 de diciembre de 2015 por la madre de la niña, que pertenece a una familia cercana a la parroquia donde se desempeñaba Monzón y que solía colaborar allí.

Cabe mencionar que la víctima, que es prima del niño involucrado en la denuncia, contó los abusos del cura en cámara Gesell y voceros del caso señalaron que siempre mantuvo sus dichos y que fueron coherentes.

El agravante citado por los fiscales es, en el caso de la niña, haber sido diagnosticada de virus del papiloma humano (VPH) durante 2016.

Al momento de las denuncias Monzón era párroco en María Madre de Dios y vicepresidente de Cáritas Reconquista, entre otros cargos y responsabilidades.

Comentarios