Policiales

Condenaron al vendedor ambulante acusado de abusar de sus hijas

El Tribunal Penal de Eldorado dictó una sentencia de 13 años de cárcel para el acusado de 33 años, acusado de abusar de su hija biológica y de su hijastra en Iguazú, entre 2011 y 2016.

Condenaron al vendedor ambulante acusado de abusar de sus hijas

El Tribunal Penal de Eldorado dictó una sentencia de 13 años de cárcel para el acusado de 33 años, acusado de abusar de su hija biológica y de su hijastra en Iguazú, entre 2011 y 2016.ELDORADO. El Tribunal Penal de Eldorado sentenció a 13 años de prisión a un vendedor ambulante de 33 años de Puerto Iguazú acusado de haber abusado sexualmente de su hijastra y también de su hija biológica.

El fallo se materializó este martes en el marco de la causa por “abuso sexual con acceso carnal agravado por la convivencia preexistente y abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y la convivencia preexistente”.

Fue en un fallo que no fue unánime, las camaristas Lyda Gallardo y María Teresa Ramos se inclinaron por la condena. En tanto que el magistrado Atilio León votó por la absolución por el beneficio de la duda.

La semana pasada, la Fiscalía, a cargo de Diego Barrandeguy, había pedido 13 años de cárcel para el imputado. Mientras que la defensa del vendedor, exigió la absolución.

Como es de público conocimiento, los delitos contra la integridad sexual de las niñas, sucedieron en los barrios Villa Tacuara y Las Orquídeas, entre 2011 y 2016.

Según la denuncia acreditada judicialmente, a la niña mayor, hija de la ex pareja, el acusado la agredía cada vez que la sorprendía sola en la habitación. Allí, primero empezó a manosearla, cuando tenía seis años, y luego la sometió carnalmente.

En tanto que a la otra pequeña, su hija biológica con su ex cónyuge, la manoseó tanto en su propia residencia como en la casa de su madre (abuela de la víctima). Los hechos denunciados constan en la declaración de las víctimas en Cámara Gesell.

Los abusos fueron denunciados en abril del 2016, cuando la mayor de las víctimas ya tenía 11 años, según indica un medio de prensa de Posadas. En su declaración contó que el abusador la amenazaba para que no dijera nada y que ella temía por su vida.

Por su parte, la otra víctima –es decir, la hija biológica del acusado- describió con precisión, las zonas de su cuerpo que habían sido tocadas por su padre. Sostuvo que había sido ultrajada en dos oportunidades distintas: en la pieza de su hermana, hallándose ésta ausente, y la otra en la residencia de su abuela paterna.

gw.

Más noticias
Comentarios

Más de policiales

General
<