Policiales

Denuncian a un hombre por abusar de su hija adoptiva

La víctima es una adolescente con discapacidad que relató sometimientos por parte del hombre que la adoptó al nacer. Su madre busca justicia.

Denuncian a un hombre por abusar de su hija adoptiva

La víctima es una adolescente con discapacidad que relató sometimientos por parte del hombre que la adoptó al nacer. Su madre busca justicia.
Una mujer llevó a su hija de 16 años a una psicóloga a atenderse tras una separación de su marido con quien llevaba 24 años de casada; la especialista detectó fuertes indicios de abuso sexual por parte del padre de la menor.

Con el informe de la profesional en mano, la madre recurrió a la Justicia y realizó una denuncia penal el 9 de abril. La causa recayó en el Juzgado de Instrucción 1, pero no avanzó porque dos jueces se declararon incompetentes y actualmente el expediente está en la Cámara de Apelaciones para decidir quién será el magistrado que se hará cargo del caso.

En esta nota no se divulgarán los nombres completos para proteger debidamente la intimidad y la identidad de la víctima.

Justicia lenta ¿es justicia?

Tras cuatro meses de espera, la mamá de la adolescente reclama que se ponga en marcha la investigación para que se haga justicia. «No entiendo cómo una menor de edad con discapacidad está pasando por esto», afirmó Claudia en los estudios de MisionesCuatro.

La mujer relató que ella y su esposo adoptaron a la niña cuando era bebé. A los 4 años, los médicos detectaron que la pequeña tenía el síndrome de X frágil (SXF), también conocido como síndrome de Martin-Bell, un trastorno genético que ocasiona discapacidad intelectual. Por este motivo, la nena creció en silencio y solo establecía comunicación con sus padres.

Perfil de hombre violento

Claudia sostuvo que tenía un esposo con conductas violentas y posesivas que le convenció de dejar su trabajo de profesora de Ciencias Jurídicas para dedicarse de lleno a la crianza de la nena y también le obligó a aislarse de su familia, un proceso habitual en los hombres violentos que buscan debilitar a las mujeres para ejercer su objetivo de dominación total.

En todos estos años, el hombre denunciado se había mostrado como un papá atento con la chica, lo que nunca hizo sospechar a nadie de la posibilidad de un abuso. Hasta que el verano pasado, Claudia recibió la visita de un hermano que vino de Estados Unidos junto a un sacerdote para festejar el cumpleaños de 15 de su hija con la tradicional misa blanca que se usa en la celebración católica.

La niña rompió el mutismo y comenzó a hablar fluidamente con los visitantes. Este cambio llenó de alegría a la familia, pero causó gran enojo en el padre de la chica, quien supuestamente no estaba de acuerdo con el despertar comunicacional de su hija.

El hombre desplegó su violencia y amenazó de muerte a Claudia, según consta en una denuncia que derivó en una orden de restricción de acercamiento para el agresor. Posteriormente sobrevino la separación de la pareja y la niña comenzó una terapia psicológica para afrontar este cambio en su vida.

Fue en esas sesiones que la analista detectó que la chica presentaba signos de abuso sexual por parte de su padre, lo cual llevó a su mamá a realizar la denuncia inmediatamete para que se investigue si existió este delito contra su hija. Claudia contó que más adelante la niña se animó a decirle que su papá le realizó tocamientos en el cuerpo y le tomaba fotografías mientras lo hacía.

«Cuando le pregunté a mi hija en qué momento ocurrían esos hechos, me dijo que sucedía cuando yo estaba dormida», afirmó la mujer, quien también sospecha que su ex esposo le daba somníferos para poder cometer los abusos a la nena sin que ella lo notara.

Después de varias idas y vueltas por pasillos judiciales, pudo conseguir una prohibición de acercamiento del denunciado hacia su hija, ya que el hombre reclamaba una revinculación a pesar de la gravedad de la acusación que tiene encima.

La violencia continúa

Actualmente, madre e hija también están sufriendo violencia económica (Ley 26.485, artículo 5) ya que el padre no cumple con la cuota de alimentos y ambas deben vivir con la pensión por discapacidad de la chica que solo llega a 5 mil pesos. «No tenemos ni un peso para comer, nos ayuda mi familia», se lamentó Claudia.

A su vez, la niña se levanta cada mañana con la angustia que le dejan las pesadillas de la noche. «Ella sueña con lo que le pasó», dijo la mamá.

En este contexto, Claudia solicita que el Poder Judicial actúe en forma urgente implementando las acciones necesarias para esclarecer qué tipo de relación mantuvo el denunciado con su hija, ya que existen claros indicios de un abuso sexual.

Leé también:  “La violencia y el abuso son las dos pestes que afectan a la infancia” vb

Más noticias
Comentarios
Policiales
Espectáculos
Nacionales
<