Policiales

Dos múltiples femicidas fueron condenados a la pena máxima

cargando anuncio

Cristian Héctor Perrone, de 45 años, recibió la pena máxima en un juicio realizado en La Matanza, provincia de Buenos Aires, y Juan Pablo Ledesma, de 24, en uno llevado adelante en Concepción del Uruguay, Entre Ríos.

Dos múltiples femicidas fueron condenados a la pena máxima

Dos hombres fueron condenados a prisión perpetua como autores de sendos femicidios múltiples. Cristian Héctor Perrone, de 45 años, recibió la pena máxima en un juicio realizado en La Matanza, provincia de Buenos Aires, y Juan Pablo Ledesma, de 24, en uno llevado adelante en Concepción del Uruguay, Entre Ríos.

El 6 de mayo del 2016, Perrone violó y asesinó a María Soledad Ramos, de 26 años, con quien había mantenido una relación sentimental, y a Florencia Mariezcurrena, de 14, amiga de Ramos.

El hecho se descubrió al día siguiente en la casa de Ramos Mejía donde María Soledad vivía, en una pequeña habitación. El día del ataque, según el fallo, la menor había ido a visitarla.

Ramos no había ido a retirar a sus hijos al colegio, por lo que se alertó a la policía, que entró en la casa encontró a ambas atadas, violadas y estranguladas con un cable. Los investigadores hallaron en el lugar del crimen un preservativo que había sido usado por Perrone, que fue detenido dos días después cerca de la ciudad pampeana de General Acha,

Ayer, el Tribunal Oral Criminal (TOC) N° 3 de La Matanza lo consideró culpable de homicidio agravado por el vínculo, abuso sexual con acceso carnal seguido de muerte y robo simple.

Además, los magistrados comunicaron al procurador general bonaerense, Julio Conte Grand, para que informe sobre el desarrollo de una causa iniciada contra Perrone el año anterior al doble crimen. Es que su exmujer lo había denunciado ante la Justicia de Lomas de Zamora de haber abusado sexualmente de su hija, que entonces tenía 11 años.

El abogado querellante, Damián Pérez, dijo: “Es la primera vez que llegamos a una condena por dos homicidios agravados de este tipo; es una buena noticia”.

Ayer también, pero en la ciudad entrerriana de Concepción del Uruguay, la Justicia dictó la misma condena, prisión perpetua, para el acusado de haber asesinado a su exesposa, Johana Carranza, de 23 años; a sus dos hijas, y a quien estaba en pareja con la mujer, Carlos Peralta.

Durante el juicio, Juan Pablo Ledesma declaró que no recordaba lo que había ocurrido al momento de los homicidios, ocurridos en la madrugada del 7 de noviembre de 2016 en la casa 1417 del barrio 134 Viviendas.

Pero, según surgió de la investigación, en agosto de ese año Johana Carranza había denunciado a su expareja por violencia de género (lo mismo que había ocurrido en el caso de Perrone en Buenos Aires), por lo que se le impuso una restricción de acercamiento a la mujer por tres meses -que vencía en la semana en que ocurrió el cuádruple crimen-, aunque se le permitía ver a sus dos hijas.

Ledesma se había ido con las chicas de paseo y el día del hecho, en el camino de regreso, le dijo a su exmujer que quería hablar con ella. Una vez en la vivienda, Ledesma y Carranza mantuvieron una fuerte discusión al cabo de la cual la mujer, sus dos hijas y Carlos Peralta fueron asesinados de múltiples puñaladas.

Cuando la policía llegó encontró a las chicas degolladas en sus respectivas camas y a Carranza y a Peralta asesinados en la cocina. Ledesma también estaba allí, gravemente herido de arma blanca, en otra de las habitaciones. Se sospecha que quiso suicidarse.

Al dar a conocer la sentencia, el presidente del Tribunal entrerriano, Rubén Chaia, dijo: “La pena de prisión perpetua es aplicable. Estamos ante la afectación de graves injustos”.

La Nación / vm.

Comentarios