Policiales

Encontraron el cuerpo de la odontóloga desaparecida en Berisso

cargando anuncio

El cadáver de quien fuera Gisella Solís Calle, quien estaba desaparecida desde el 16 de Enero y se sospechaba había sido asesinada por su pareja Casimiro Abel Campos –quien se suicidó-, fue identificado por familiares de la víctima de femicidio.

Encontraron el cuerpo de la odontóloga desaparecida en Berisso

El cadáver de quien fuera Gisella Solís Calle, quien estaba desaparecida desde el 16 de Enero y se sospechaba había sido asesinada por su pareja Casimiro Abel Campos –quien se suicidó-, fue identificado por familiares de la víctima de femicidio.LA PLATA, BUENOS AIRES. El cadáver de Gisella Solís Calle, la odontóloga que estaba desaparecida desde el 16 de enero último en la localidad bonaerense de Berisso, fue encontrado hoy enterrado a la vera de un camino, en cercanías a la autopista Buenos Aires-La Plata, a la altura del partido de Ensenada, informaron fuentes policiales.

Mariela, la hermana de la víctima, reconoció el cuerpo en el lugar del hallazgo y, en medio de muestras de dolor, acusó a Casimiro Abel Campos (55), la pareja de la odontóloga que se suicidó en un hotel platense cuando iba a ser detenido, de haber “desmembrado” a su familia.

Por su parte, el jefe de la policía bonaerense, Fabián Perroni, indicó que se pudo llegar a donde estaba enterrado el cadáver a partir del análisis de las cámaras de seguridad municipales que captaron los recorridos de la camioneta amarilla de Campos el día en que Solís Calle fue vista con vida por última vez.

Fuentes policiales informaron a Télam que el hallazgo se produjo esta mañana durante un rastrillaje realizado en el denominado Camino Negro (ex ruta 19), a unos 2800 metros de la bajada de Villa Elisa de la Autopista Buenos Aires-La Plata, en sentido al Río de la Plata, en jurisdicción de Ensenada.

Los efectivos llegaron hasta ese lugar tras recibir información a través de un llamado al 911 y determinaron que el cuerpo estaba envuelto en sábanas y enterrado a la vera de dicho camino, cerca del cauce del arroyo Miguelín.

Desde un primer momento, los policías sospecharon que las sábanas que envolvían el cadáver eran las que faltaban de la casa de la odontóloga desaparecida, por lo que convocaron a los familiares de ésta para que lo reconocieran.

Poco antes del mediodía se trasladó hasta el lugar Mariela, al igual que el superintendente Perroni, la fiscal de la causa, Ana Medina, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 del Departamento Judicial La Plata, y los peritos de la Policía Científica.

“Encontramos a Gisella, gracias por acompañarnos, la quería encontrar viva y la encontré muerta, este desgraciado (por Campos) mató a mi hermana, y ha desmembrado a mi familia”, dijo la hermana a la prensa al retirarse del área rastrillada.

La hermana de la víctima agradeció el trabajo realizado por la policía y la fiscal Medina y consideró que “hicieron un buen trabajo”.Luego, Perroni hizo un análisis de los días de búsqueda de la odontóloga y recordó que “el área de búsqueda era muy grande” porque Campos había andado “por varios lugares” y “varias ciudades”, y “en principio la búsqueda era incierta porque no había hechos puntuales”.

A pesar de ello, el jefe policial destacó que “rápidamente se analizaron teléfonos, cámaras de seguridad de La Plata, de Ensenada y de todos los municipios donde esta persona andaba con su camioneta, donde vivía y donde vivía Gisella”.

“Hubo un montón de llamados al 911, algunos inciertos que no daban ningún aporte fehaciente y otros que había que chequearlos, pero a esto se llegó a través del análisis de las cámaras”, detalló Perroni, quien agregó que esas imágenes fueron tomadas el mismo 16 de enero.

Otra fuente de la investigación precisó a Télam que en total, el paso de la camioneta de Campos fue tomado por 30 cámaras de seguridad municipales distintas, y esa cantidad hizo que a los peritos les demandara muchos días reconstruir todos los posibles recorridos, uno de éstos el de la bajada de la autopista por Villa Elisa hacia el Camino Negro.

En tanto, el cuerpo de la odontóloga fue trasladado esta tarde a la morgue judicial de la ciudad de La Plata donde se realizará la autopsia que determinará cómo la mataron.

Solís Calle fue vista con vida por última vez el miércoles 16 de enero y comenzó a ser buscada tras la denuncia de desaparición realizada por su familia.

De acuerdo con los testimonios de los parientes de la odontóloga, Solís Calle desapareció después de una fuerte discusión que mantuvo con Campos a causa de la doble vida que él llevaba desde hacía unos tres años.

Cuatro días después de iniciada la búsqueda, Campos se quitó la vida al ser ubicado por la Policía en un hotel situado en calle 49 entre 13 y 14 de la capital bonaerense.

En la causa se acreditó que antes de suicidarse el hombre pasó el último fin de semana junto a su esposa y sus hijos en la ciudad bonaerense de Lobería y luego se trasladó a La Plata.

Leé también:

Nuevo rastrillaje sin éxito en busca de la odontóloga
Se suicidó la pareja de la odontóloga desaparecida hace cinco días

Télam

Comentarios