Policiales

Femicidio: un policía asesinó a una mujer que lo iba a denunciar por pedofilia

cargando anuncio

Ocurrió en la localidad bonaerense de General Madariaga y la víctima es una mujer de 41 años de edad. El oficial de policía fue identificado como Franco Mauricio Torres, quien se desempeñaba como personal policial en el área de Inteligencia Criminal en Pinamar. Torres se suicidó tras cometer el crimen.

Femicidio: un policía asesinó a una mujer que lo iba a denunciar por pedofilia

BUENOS AIRES. Una mujer fue asesinada a balazos este miércoles, por un policía que se suicidó tras el ataque cometido en una casa de la localidad bonaerense de General Madariaga y se investiga si la pelea que culminó con el femicidio se originó porque la víctima le advirtió al efectivo que lo iba a denunciar por abusar sexualmente de su hija de 13 años con quien él decía que mantenía una relación de pareja.

Fuentes policiales y judiciales aseguraron a Télam, que el hecho ocurrió alrededor de la 1.30 de esta madrugada en una vivienda de la calle Arias y Oro de la mencionada ciudad ubicada a 330 kilómetros de la Capital Federal. La policía llegó alertada por llamados al 911 realizados por la hija adolescente de la víctima. Y por vecinos que escucharon varios disparos.

La víctima fue una mujer de 41 años -su identidad se preserva para resguardar a su hija menor de edad-, y el presunto femicida fue identificado como Franco Mauricio Torres (24), un oficial de policía que se desempeñaba como personal policial en el área de Inteligencia Criminal en Pinamar.

Al arribar, los uniformados encontraron los cadáveres de la mujer y de Torres. También hallaron el arma reglamentaria calibre 9 milímetros del efectivo apoyada en una mesa.

Lo que declaró la joven y las primeras pesquisas

La adolescente relató que su madre y el policía habían peleado y que todo terminó a los tiros. Ella recolectó el arma y la dejó sobre la mesa, según el relato de la menor.

De acuerdo con el trabajo preliminar de los peritos, en el lugar hubo al menos seis disparos. De los cuales entre tres y cuatro impactaron en la mujer asesinada, otro en una heladera y uno en la cabeza Torres.

“En principio, todo indica que hubo una fuerte discusión entre la mujer y el policía porque ella le recriminó la ilegal relación que mantenía con su hija de 13 años. Hubo pelea, el policía sacó su arma, abrió fuego, mató a la mujer y luego se suicidó”, dijo a Télam una fuente judicial ligada al expediente.

Habló un funcionario de General Madariaga

El secretario de seguridad de General Madariaga, Roberto López, explicó al canal TN que el hecho tuvo una incidencia previa. Ya que a las 23.30 de anoche en la central de monitoreo del municipio se recibieron llamados de vecinos denunciado que había “ruidos molestos” en la casa donde más tarde ocurrió el femicidio.

“Se constatan los ruidos molestos y el personal de patrulla se entrevista con la señora quien accede a bajar la música”, relató el funcionario.

López explicó que en la casa “había un evento, una fiesta” y que allí Torres y la madre de la adolescente “empezaron a discutir”. Por lo que “el resto de las personas se retiraron y quedaron ellos tres”, dijo el funcionario.

Una fuente reveló que, durante esa discusión, la dueña de casa le recriminó a Torres la relación que tenía con su hija. Le advirtió que lo iba a denunciar por pedofilia y corrupción de menores.

El funcionario también reveló que en algún momento de la noche Torres le pidió a una persona que lo acompañe hasta su casa. Luego regresó a la vivienda de su víctima, ya armado. Una vez allí, cuando encontró solas a la mujer y su hija, cometió el femicidio. Luego se suicidó.

Cómo sigue el caso judicial

Este femicidio recayó en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 descentralizada de General Madariaga, a cargo de Walter Mércuri, que depende del departamento judicial Dolores. Hasta el momento, el fiscal no encontró denuncias por violencia de género o de otro tipo de la víctima hacia el policía.

El secretario de Seguridad local también comentó que la adolescente “está siendo asistida por los equipos interdisciplinarios del municipio con psicólogas y abogados”. Y que “se le tomó declaración en la comisaría de la mujer”.

En tanto, el fiscal Mércuri ordenó la realización de la autopsia para determinar fehacientemente cómo fue la mecánica del hecho. Y la cantidad de disparos. La autopsia se concretó en el Hospital de Pinamar.

Comentarios