Policiales

Gitano golpeó al movilero de MisionesCuatro

cargando anuncio

Borracho y al mando de un VW Bora, un joven que pertenece a una conocida comunidad gitana de la ciudad capital, chocó otro vehículo en avenida Lavalle casi Quaranta para darse a la fuga. Pero a unos dos kilómetros del lugar, fue encontrado por un periodista que cubría los hechos a quien atacó a golpes de puño. El sujeto sigue prófugo y una mujer que lo acompañaba, dijo que era ella quien conducía el vehículo, versión que no se condice con lo observado por testigos y por el cronista agredido.

Gitano golpeó al movilero de MisionesCuatro

Borracho y al mando de un VW Bora, un joven que pertenece a una conocida comunidad gitana de la ciudad capital, chocó otro vehículo en avenida Lavalle casi Quaranta para darse a la fuga. Pero a unos dos kilómetros del lugar, fue encontrado por un periodista que cubría los hechos a quien atacó a golpes de puño. El sujeto sigue prófugo y una mujer que lo acompañaba, dijo que era ella quien conducía el vehículo, versión que no se condice con lo observado por testigos y por el cronista agredido.POSADAS. Un violento episodio se registró esta tarde, alrededor de las 18.30, cuando un joven en estado de ebriedad, provocó un choque, huyó y golpeó a un cronista en la zona de Avenidas Cocomarola y Domínguez.

Todo comenzó alrededor de las 18.30 cuando el joven, que pertenece a la comunidad gitana, acompañado por otro hombre y una mujer, conducía un Volskwagen Bora (Dominio MBO – 884), cuando chocó a otro vehículo en la avenida Lavalle y Quaranta.

El conductor ebrio se dio a la fuga y tomó por Cocomarola con el VW Bora y producto de los daños sufridos en la colisión (rotura completa del neumático delantero derecho), abandono el rodado en el lugar antes mencionado.

Pero antes de dejar el vehículo se encontró con Mario Fedorischak, un cronista de MisionesCuatro que realizaba su trabajo cubriendo el hecho vial. Al ver que estaba tomando fotos, el joven gitano golpeó salvajemente al cronista en el rostro. El movilero sufrió golpes en un ojo y en el pómulo y debió ser hospitalizado.

Los tres ocupantes del rodado se dieron a la fuga y cuando llegó la policía al lugar, una joven gitana, Eliana R., dijo que ella estaba conduciendo el vehículo y que huyó del lugar del choque porque sintió miedo. Sin embargo, este relato no se condice con lo que observaron el cronista y otros testigos que observaron el choque y siguieron al joven conductor ebrio.

jmm.

Comentarios